Normalmente, durante la festividad de la virgen de Caacupé, del 28 de noviembre al 8 de diciembre, la cantidad de gente que peregrina para pagar promesas o pedir por la salud es inmensa. Pero este año a causa de la pandemia del COVID-19 esto no es así. Existen restricciones y las misas se llevan a cabo a puertas cerradas. Todo con el objetivo de que no se dispare el número de contagios en la villa serrana y que esto a su vez repercuta en todo el país.

Si bien el departamento de Cordillera, según datos del Ministerio de Salud, muestra un aumento muy importante y rotando hacia afuera de Caacupé hay una tendencia de estabilización. En otros distritos de Cordillera se tiene un aumento significativo.

En ese sentido, Universo 970 AM habló con comerciantes de la zona de la basílica para conocer acerca de la situación que están atravesando con estas medidas restrictivas para Caacupé. Se habla de que la pérdida estimativa, del 28 de noviembre al 8 de diciembre, es de 10 millones de dólares para los comerciantes en la zona de la Basílica de Caacupé, pero hay una esperanza que si mejora la situación con respecto a las restricciones, dicen que pueden recuperar en 120 días ese monto qué van a perder.

Leer también: Desde Caacupé condenan a quienes roban en nombre de los más necesitados

Al respecto, Santiago Arévalo, un comerciante caacupeño de 53 años con varios rubros dijo que si bien está difícil la situación, la salud es más importante que lo material.

“Tengo acá mi santería, al costado tengo un minimarket que por esta pandemia estoy habilitando ahora. Soy nacido y malcriado aquí en Caacupé. Toda mi familia es emprendedora, desde mis padres, mi esposa y mis hijos. Hace 4 domingos que estamos probando otra vez con mi señora habilitar otra vez la parte de la santería que hace 7 meses que no estábamos abriendo más desde que comenzó la pandemia”, comentó.

Leer más: Dinatran no modificará servicios de buses a Caacupé

Mencionó que vende 90% menos pero que está de acuerdo con las restricciones. “Del 100% estamos vendiendo 10% ahora. Estoy totalmente de acuerdo en llegar otra vez a fase 0. Hay que priorizar la salud porque eso no tiene precio y las cosas materiales uno puede recuperar después”, afirmó.

Por su parte, Lucino Ovelar, también comerciante de la zona, se dedica a la venta de artesanía y sostuvo que económica esto les va a golpear mucho.

Caacupé diferente

“Tengo toda clase de imagen de la Virgen. Hace 25 años que trabaja acá en un local alquilado. Estamos luchando pero pidiendo también algo de tiempo a la dueña”, comentó. Con relación a la cuarentena total para el 8 de diciembre, refirió que la gente igual irá. “Igual como ahora que sigue viniendo con la fe. Económicamente va a golpear mucho. Hay que luchar con la salud también”, agregó.

Algunas personas, aseguran que será muy triste este año porque nada será igual. “Nosotros somos devotos de la Virgen y todo muy triste para nosotros va a ser porque en esta época la gente lleno ya y ahora va a ser muy triste por esta pandemia, totalmente diferente va a ser”, comentaron.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar