El obispo de la Diócesis de Caacupé, monseñor Ricardo Valenzuela, a través de un video de dos minutos que se viralizó en redes sociales y grupos de WhatsApp, transmitió un mensaje a los fieles católicos, donde se refirió a la suspensión de las tradicionales celebraciones del próximo 8 de diciembre en la capital del departamento de Cordillera.

Ricardo Valenzuela dijo que este año no será posible a los peregrinantes visitar a la Virgen de Caacupé en su casa (la Basílica), por lo que la celebración será un tanto especial.

Lea también: Caacupé 2020: “Sin posibilidad de una experiencia masiva”, dice ministro

“Debemos evitar aglomeraciones y ella como madre, nos escucha y nos acompaña en nuestras reflexiones y dificultades, pero también nos abraza con su amor materno para estar con nosotros en las alegrías y las esperanzas”, mencionó el obispo, haciendo referencia a la decisión de no llevar a cabo la multitudinaria manifestación de fe, que cada año congrega a miles de paraguayos en la capital espiritual del país.

Desde el altar familiar

Valenzuela puso énfasis que, aunque desde la fe no se tiene miedo a la muerte, hoy es momento de cuidarnos entre todos, por lo que los fieles deben comportarse como personas de fe y con responsabilidad, cuidando además a los niños y a los adultos mayores.

“Cumplir la promesa puede esperar, nuestra madre es paciente y llena de amor comprensivo. Ella nos espera cuando la situación sanitaria así lo permita y desde cada rincón de nuestro país, acompañemos las distintas celebraciones desde el altar familiar”, fue el pedido del obispo.

Recordó además a las personas que a causa de la situación generada por la pandemia han quedado sin trabajo y manifestó que todos están con la esperanza de un mañana mejor, así como también esperando el repunte de la economía con acciones concretas de las instituciones públicas que posibiliten inversiones privadas y luego se despidió bendiciendo a todos los hogares paraguayos.

Basílica cerrada

El día de ayer, Valenzuela explicó que la Basílica estará cerrada desde el primer día del novenario, el 28 de noviembre, hasta el 8 de diciembre. Luego de la festividad, la Virgen de Caacupé saldrá a recorrer las comunidades a fin de que los feligreses tengan contacto con ella, en el marco de la pandemia del COVID-19.

La festividad de la Virgen de Caacupé quedó suspendida en forma presencial y se desarrollará de manera virtual en el marco de la pandemia del COVID-19. Desde el 28 de noviembre las misas serán transmitidas a través de la televisión, radios e internet.

Le puede interesar: Caacupé 2020: “La promesa se puede cumplir en cualquier momento”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar