Comerciantes de la ciudad de Caacupé manifestaron este jueves su preocupación e incertidumbre ante la falta de comunicación por parte del Gobierno Nacional sobre qué ocurrirá los días 6, 7 y 8 de diciembre, días festivos por la Virgen. Necesitan saber si se prohibirá o no la llegada de fieles, de modo de tener previsión en sus negocios.

Así lo explicó Angélica Bedoya, propietaria de una santería y de un hotel ubicado en las inmediaciones de la Basílica, en conversación con 1020 AM. “Este es un año atípico para Caacupé y hasta hoy luego no tenemos nada de movimiento de clientes. Hay un poco de venta de santos, pero al final casi nada, no como en años anteriores. Se ataja todo y eso ocurre porque la gente no entiende que no debe traer criaturas e igual lo hace, y ahí se genera el problema”, fustigó.

Bedoya mencionó que a esta incertidumbre y falta de conocimiento de lo que dispondrá el Gobierno con respecto a las restricciones de llegada de gente, se agrega la tensión, ya que no saben absolutamente qué ocurre y que hasta la fecha no reciben una sola comunicación formal por parte de las autoridades.

“Ni nosotros que somos locales no sabemos qué ocurre. No sabemos si tenemos que abrir o no esos días, nadie no nos dice nada. Vemos que las autoridades se reúnen, pero no llegan a ningún acuerdo, mientras nosotros seguimos ahí en la duda sobre qué pasará”, indicó.

Lea también: Caacupé 2020: “La promesa se puede cumplir en cualquier momento”

“Nadie se acercó a hablar”

En ese sentido, la comerciante aseguró que desde el inicio de las tratativas sobre las actividades que se realizarán los días festivos hasta la fecha, no se acercó una sola autoridad a los negocios a tratar de informar sobre las medidas que se tomarán. “Nadie se acercó a hablar, somos muchos los comerciantes que tenemos negocios en frente y en alrededores de la Basílica. Se mantuvo reunión con vendedores ambulantes, pero con nosotros no hubo organización. Preguntamos igualmente a la gente y nadie sabe nada”, aseveró.

Bedoya indicó que incluso ayer jueves acudió hasta la Villa Serrana el ministro del Interior, Euclides Acevedo, pero que tampoco impartió alguna comunicación por parte del Ejecutivo sobre las medidas que se adoptarán. “Nosotros queremos que venga la gente, pero que venga ordenadamente. No queremos que venga mucha cantidad de personas y luego se arme un desastre. Nadie luego respeta nada”, dijo.

Por último, lamentó que ya se haya alcanzado el 20 de noviembre y que todavía el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no haya emitido ningún decreto sobre el protocolo a ser implementado. “Supuestamente, él tiene la última palabra, pero ya pasamos el 20 de noviembre y no hay nada. Yo, por ejemplo, tengo un negocio grande. Tengo que contratar personal si se va permitir la llegada de gente. Si no se va permitir, obvio que no tengo que contratar”, expuso.

Podés leer: COVID-19: preocupa aumento de casos en las últimas semanas en Asunción y Central

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar