Esta pandemia significó para millones en el mundo una interrupción en sus sueños, proyectos, metas y objetivos de vida, pero también demostró la resiliencia y persistencia para aquellos que a pesar de las adversidades continuaron adelante en busca de la realización personal. En ese contexto, La Nación viene presentando en los últimos meses a paraguayos que sobresalen en el exterior del país, sacando a la luz pública ejemplos de superación dignos de ser plasmados en puño y letra.

En este caso, en búsqueda de consolidar aún más su preparación académica, tenemos a la compatriota Rosanna Beatriz Vera Alegre (54), que es licenciada en Historia y Comunicación, cursando actualmente la carrera de Letras. Ella fue seleccionada por una universidad española de entre 2.500 personas de todo el mundo, para ser beneficiada con una beca para la realización de una maestría. La paraguaya sobresaliente quedó integrada en un selecto grupo de 30 personas.

Podés leer: Paraguaya sobresaliente: en plena pandemia desarrolla doctorado en Economía Agrícola y de Recursos

Se trata de una maestría en la prestigiosa Universidad de Valladolid de España (UVA), en el marco del Programa Iberoamérica + Asia. Desde el mes de octubre, luego de meses de proceso de selección y presentación de documentos, Vera Alegre se encuentra realizando un máster en que tiene como tema principal “Europa y el Mundo Atlántico, Poder, Cultura y Sociedad”.

El Vicerrectorado de Internacionalización de la Universidad de Valladolid, con el patrocinio del Banco Santander, convocó 30 becas para realizar estudios del máster universitario oficial ofertados durante el curso 2020-2021 en la citada casa de estudios destinadas a profesores de universidades. La beca cubre el 80% de las tasas académicas de matrícula, el billete de avión hasta un máximo de 1.200 euros, seguro médico y asignación mensual de 750 euros durante un máximo de 9 meses.

Fachada de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Villadolid. Foto: Gentileza.

Cuenta anécdotas e historias en la radio

En conversación con La Nación, Rosanna Beatriz explicó que todo ocurrió de forma atípica. “Yo ya no soy joven y realizar esto en tiempos de pandemia tiene sus implicancias. Apliqué en febrero a la postulación. Ya en abril se dio a publicar quiénes eran los elegidos de entre 2.500 personas”, mencionó.

Ella nos contó que es egresada de las carreras de Historia y Comunicación de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción. Actualmente es cursante de la carrera de Letras en la misma casa de estudios, lo que tuvo que dejar en suspenso brevemente a raíz de la adjudicación de la beca. Le gusta mucho la investigación en materia de historia y, en ese sentido, estudió comunicación para utilizarla a favor de su vocación principal: relatar hechos registrados hace años y que no siempre son contados en libros o enciclopedias.

Lea más: Representantes del Festival Mundial del Arpa en el Paraguay fueron homenajeados

Al periodismo en sí como actividad no se dedica; sin embargo, mantiene espacios informativos en el espectro radiofónico nacional. Uno de los espacios se llama “Anécdotas históricas” en el programa “Espacio Ciudadano” que se emite por la Radio Fe y Alegría (1300 AM). “Contamos anécdotas que no están precisamente en los libros”, indicó. Además, tiene otros dos espacios: uno sobre cultura, noticias de interés y otro sobre historias de músicas de rock en inglés.

Sin embargo, todas estas actividades, Rosanna las realiza por puro amor a la vocación, ya que no percibe remuneración. En Asunción vive en la zona conocida como Loma Cachinga, que fue una de las 7 legendarias colinas de Asunción en otros tiempos. Incluso la mujer formó un grupo vecinal para el reconocimiento de la loma, buscando elevar su valoración así como Loma San Jerónimo y otros. En su casa también mantiene con sus familiares una empresa que se dedica a servicios relacionados a la comunicación. También estudia narrativa, le gusta contar cuentos y citar poemas.

Pasillos de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Villadolid. Foto: Gentileza.

Convocatoria a beca llegó de sorpresa

Rossana comentó que comenzó este año como cualquier otro, feliz en el mes de enero, con las mejores expectativas y buscando seguir con lo suyo, además de mantener su estudio en la carrera de Letras en Filosofía-UNA. Sin embargo, ese mismo mes recibió un llamado del director de la carrera de Historia de dicha facultad, quien le comentó sobre la propuesta de la Universidad de Valladolid. “Yo le dije que tenía que pensar, no es lo que estaba esperando entre mis planes cuando inicié el 2020. Hable con mi sobrino y me dijo que aproveche. Tengo 54 años y esta posibilidad generalmente no se le da a personas de esta edad. Me tardé un poco, pero luego confirmé mi postulación”, indicó.

Así es que comenzaron semanas de intensas diligencias: presentación de documentos, reconversión de puntajes de notas al sistema académico español, trámites en el Ministerio de Educación de España. Ella destaca que un punto que le jugó a favor es que tiene un muy buen promedio en su carrera de Historia. “Eso me ayudó bastante y califiqué para ello. Se trata de una universidad pública de cientos de años de creación”, dijo.

Luego de la remisión de documentos y el proceso de preselección, se produjo una pausa a raíz del inicio de la toma de medidas restrictivas por la pandemia que se asomaba sobre el mundo. “Me agarraba las ganas de dejar la beca por la pandemia, pero seguí adelante. Sufrí de ansiedad, luego de enviar documentos y esperar respuestas. Después, el 14 de julio finalmente aparece el listado final de los 30 ingresados más 10 suplentes”, destacó.

Algunos de los compañeros del Master que cursa Rosanna, todos guardando las medidas sanitarias por la pandemia del COVID-19. Foto: Gentileza.

Podés leer: Paraguayo sobresaliente: de Concepción a España para una maestría en Estudios Territoriales y Desarrollo

Ahora le quedan meses de intenso estudio

Tras esta confirmación se vino otra fase intensa y dura para concretar el viaje: la gestión de documentos con gestores, lo que significó mucho dinero y desgaste mental para Rosanna. También debía costear lo restante que la beca no cubría, que sumó la cifra de G. 7 millones. Finalmente, hacia la semana del 20 de octubre emprendió viaje a España.

En España, en Valladolid, la compatriota encontró una ciudad de características medievales por su arquitectura y diseño urbano, con obras de arte distribuidas en todas partes. También mucho frío, teniendo en cuenta que se avecina el invierno esa parte del planeta. Ahora le esperan 9 meses de intensas actividades en el marco del máster, el cual tiene varias materias que se subdividen a su vez. Lo que resaltó Vera Alegre, en este punto, es la gran preparación y formación de los profesores de dicha universidad.

A su retorno al país, Rossana nos mencionó que buscará aplicar sus conocimientos cosechados en investigaciones de historia. Aunque tampoco no tiene problemas si su oportunidad de impartir lo conocido se da en el ámbito de la educación y docencia. También aspira a aplicar para ingresar a la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Además de todo eso, tiene en carpeta varios proyectos que desea concretar; uno de ellos habla sobre la recopilación de hechos históricos a partir de artículos periodísticos, específicamente, del siglo XX.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar