El pasado 28 de octubre, los católicos celebraban la festividad de San Judas Tadeo, conocido como el abogado de los casos difíciles. Es uno de los santos más populares de la Iglesia Católica. Su popularidad creció por los grandes milagros que obró durante muchos años a los fieles.

El nombre Judas es una palabra hebrea, que significa: las alabanzas sean dadas a Dios. Tadeo es un término proveniente del idioma arameo, significa: el valiente, hombre de pecho robusto. También se le llamó “Lebbeo”, que significa hombre de corazón tierno.

La tradición en la Iglesia llama a este apóstol Judas Tadeo. Los Evangelistas San Mateo y San Marcos lo nombran simplemente “Tadeo” (Mateo 10, 3; Marcos 3, 18) y Lucas lo denomina “Judas de Santiago” (Lucas 6, 16; Hechos 1, 13).

Lea también: Devoción Católica: Historia de la Virgen del Soldado

¿Quién fue San Judas Tadeo?

Fue uno de los 12 discípulos de Jesús. En algunos textos evangélicos se lo menciona que era hermano de Jesús. Después de la muerte de Jesucristo, San Judas Tadeo llevó por toda Mesopotamia su mensaje. Un trabajo bastante importante que lo convirtió en un gran ejemplo de vida.

Su misión fue caracterizada por su fraternidad, solidaridad, humildad y sencillez. Junto con Simón el Cananeo, Judas Tadeo era uno de los apóstoles considerados como más judaizantes dentro del grupo de “los Doce”, explica Jorge Catalino González, conocedor de la devoción católica.

La tradición cuenta que Judas Tadeo fue hijo de Alfeo, uno de los hermanos de San José y de una hermana de la Virgen María, llamada también María. Fue primo de Jesucristo y además fue hermano del apóstol Santiago, el menor y junto con este último, convivieron desde que eran niños.

Judas Tadeo creció en Galilea y se dedicó en los trabajos del campo, hasta que su primo Jesús, le invitó a ser uno de los 12 apóstoles. En el momento en que Jesús eligió a sus discípulos, lo llamó Judas Tadeo, para diferenciarlo de Judas Iscariote, el traidor, comenta González.

Mirá esto: Católicos conmemoran hoy a los arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael

Estuvo en los momentos más importantes de la vida de Jesús. Escuchó diariamente su predicación. Se admiró con sus milagros, compartió la ultima cena y sufrió la muerte en la cruz de su primo Jesús. Posteriormente, evangelizó en Mesopotamia. Sembró la fe en muchas personas.

Martirio y muerte

Durante las primeras persecuciones del imperio romano en contra de los cristianos, murieron casi todos los apóstoles martirizados. San Judas Tadeo fue atado y a una cruz y le lanzaron flechas. Luego fue golpeado brutalmente con un mazo o hacha, hasta que entregó su espíritu. Su vida fue la como semilla para nuevos cristianos.

Iconografía de la imagen

Llama en la cabeza: recuerda que el día de Pentecostés recibieron el fuego purificador del Espíritu Santo para predicar por todo el mundo las enseñanzas de Jesús.

Medallón en el pecho: se decía que era el único que poseía un retrato milagroso del rostro de Jesús o bien porque era su primo y tenía una similitud en el rostro de su maestro.

El garrote o bastón en la mano: recuerda que fue martirizado por un gran mazo. El bastón indica que recorrió grandes distancias, enseñando el evangelio y mensaje de Cristo.

Te puede interesar: “El hombre de los milagros”, San Chárbel será entronizado en la Catedral Metropolitana


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar