El presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE), Eladio Benítez, dijo este viernes en contacto con Universo 970 AM, con respecto al regreso a clases de alumnos de tercero de la media, que la situación está teniendo una crispación demasiado grande y que además la pandemia afecta efectivamente al aspecto mental de los niños jóvenes y de todos los trabajadores de la educación, pero que no es la manera ni el momento de “ensayar”.

“Como trabajadores de la educación organizados, creemos que es un error muy grande que está cometiendo nuevamente el ministro Petta y no sabemos con qué intención realmente, porque si es una intención política, es deplorable; y desde el punto que se lo mire en realidad es deplorable porque en este momento ellos están diciendo que van a ensayar un regreso al 2021. Pero eso es hasta criminal creo porque ensayar con la vida de los jóvenes no es de ninguna manera justificable”, sostuvo.

El titular de la UNE mencionó que alguien del Ministerio de Educación también había planteado que es la técnica del ensayo y el error. “Nosotros compartimos plenamente la técnica, pero de ninguna manera en el aspecto sanitario, la técnica ensayo y error es pedagógico-técnica y eso significa que uno plantea una táctica para ver si logra el niño el aprendizaje y si no logra, se considera como un error. Luego se va modificando conforme a los requerimientos y las necesidades del trabajador de la educación”, explicó.

Agregó que desde la perspectiva pedagógica es correcta, pero no en el aspecto sanitario, y que ellos no están conformes para volver ahora en el 2020 con las clases presenciales. “Se va a exponer a nuestros jóvenes, a los padres de familia y también a nuestros compañeros educadores que muchos tienen enfermedad de base y sabemos que el contagio comunitario en este momento es bastante grande y en consecuencia se apeligran”, indicó.

Deslindan responsabilidad

Benítez manifestó que dicen también como argumento que el regreso se debe a cuestiones de orden emocional para contener a los jóvenes justamente en el último año de su estancia por el nivel medio para que puedan terminar este proceso.

“Nosotros creemos que eso sí es atendible, pero existen otras formas también para poder lograr este aprendizaje. Hoy la virtualidad se ha convertido justamente en el aliado fundamental en tiempos de pandemia porque se pueden hacer vía Zoom, desde otra forma también o que no sea una presencia cotidiana diaria, sino que sea un encuentro casual, en el sentido de que sea un encuentro programado, pero que no tenga la secuencia como se va a estar dando en este momento para el retorno a las instituciones educativas”, expresó.

Cuestionó además cómo se le va a contener a los jóvenes. “Ellos están en pleno derecho, obviamente se estarán extrañando ellos mismos, a sus docentes, lo cual es atendible perfectamente, pero cómo se les va a pedir que no se abracen, que no se emocionen y un montón de factores que en este momento está prohibido o señalado como algo que no se debe hacer por el protocolo sanitario”, argumentó.

Señaló que otro detalle es que en todo el país las instituciones educativas hoy no tienen condiciones solucionadas para el protocolo del COVID-19. “No hay lavatorios de manos, toallas de papel, alcohol en gel, tapabocas, etc., que debería prever todo en este caso el Estado”, lamentó.

Leer más: Mazzoleni: “Retorno a clases es para generar un cierre emocional de los chicos”

“El ministro de Salud señaló que el retorno será voluntario y deja a criterio de los padres el retorno de sus hijos a la institución, quiere decir que ellos deslindan toda responsabilidad siendo el órgano rector de la salud en el Paraguay el que deberían decir ‘bueno, ahora pueden volver porque se dan las condiciones’ y ellos sin embargo se deslindan de responsabilidad”, enfatizó.

Benítez cuestionó además quién se hará responsable si se dan casos graves a raíz de este retorno. “Quién va a responder si por consecuencia de esta barrabasada que se está cometiendo fallece uno de nuestros jóvenes, uno de nuestros compañeros”, expuso.

Desobediencia civil

“Instamos a los padres de familia a no enviarle a su hijo a la institución educativa, de hecho que eso va a ser voluntario. El 70% del sector público no tiene condiciones cubiertas para prevenir y no cuenta con los insumos requeridos para el efecto. El otro elemento que nosotros consideramos fundamental como consecuencia también de esto, el peligro que corren los propios padres de familia de contaminarse con este virus, lo que se ha visto en otros países”, expresó.

“Nosotros como educadores lo que estamos planteando también instamos a nuestros compañeros a la desobediencia civil que la Constitución garantiza cuando no existen condiciones adecuadas. No acudan a los lugares para poder cumplir esa misión. Yo creo que esto puede generar realmente mayor precarización de la educación y también tal vez mayor miedo en la comunidad”, agregó.

Leer también: Vuelta a clases: estudiantes del 3er. año irán el 2 de noviembre con tapabocas

Finalmente, Benítez dijo que además de todo este inconveniente, ahora se está también recortando el presupuesto que se va a invertir en educación. “Eso va a significar tocar el futuro de los jóvenes que pueden a través de la educación desarrollar mejores condiciones para acceder a enfrentar la vida con éxito y ser agentes de desarrollo para nuestro país. Pedimos a los padres a que no envíen a sus hijos y a los docentes a quedarse en sus casas para poder hacer lo que la ley manda en estos casos que es la desobediencia civil”, puntualizó el titular de la UNE.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar