Tras el anuncio del retorno a clases en noviembre para alumnos del tercero de la media, de manera opcional, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, aseguró que se trata de una cuestión importante en cuanto a lo emocional. Sostuvo que es importante después de tanto tiempo de confinamiento y para dar cierre a un ciclo educativo.

“La idea es generar, un poco, un cierre emocional de los chicos. Creemos que es muy importante después de tanto tiempo de confinamiento y sobre todo en un momento que tienen que dar un cierre a un ciclo educativo. Por otro lado, también nos va a permitir empezar a ver con la gimnasia del ejercicio estos protocolos de cuáles son las cosas que deben ajustarse, sobre todo, porque estamos planificando, ojalá el tiempo lo permita y la evidencia científica lo respalde, un modelo híbrido para el año que viene, presencial y a distancia”, indicó.

Vacunas

Al ser consultado con relación a las vacunas, Mazzoleni recordó que existen varias que están en la recta final. “Las dos americanas están muy avanzadas y tienen muchas posibilidades de que sean aprobadas. Hay que recordar que los problemas no se limitan solamente a sortear la parte científica y definir si son efectivas o no, tenemos el gran problema de la logística. Hay que producir suficiente cantidad, también hay que hacer que lleguen a todas las zonas y después proceder a la vacunación, entonces las dificultades son grandes”, remarcó.

Leer más: COVID-19: reporte semanal indica descenso de casos

Manifestó que todos los proyectos de vacunas que estaban en la recta final, todos siguen en carrera. “Estamos hablando de al menos tres o cuatro que están adelantadas, pero hay 8 en fase 3. Así que esperemos que todas lleguen porque en la medida de que todas lleguen, entonces vamos a tener más opciones”, aseguró.

Nivel de contagio

Mencionó que por ahora se está manteniendo el nivel de contagio en el país. “Hemos visto la última semana y cerrado en 5.028 pacientes, un poco por debajo del promedio. En las últimas 8 semanas el número no ha subido más de 5.690, que fue nuestro pico. Entonces hay una meseta de al menos 8 semanas y estamos todos esperando que pueda darse un descenso, eso en gran medida también depende de todos nosotros, de la población”, apuntó.

El secretario de Estado agregó que la situación en terapia también ha bajado un poco en cuanto al COVID-19. “Si se fijan en los números de ayer, van a ver que hay un ligero descenso, pero sí hay una carga muy importante sobre los dos hospitales de referencia. A nivel país estamos un poco menos cargados, de hecho Alto Paraná tiene la mitad de sus camas nada más ocupadas, pero seguimos en peligro y en riesgo. Es por eso que es fundamental seguir teniendo las medidas de protección y de higiene”, enfatizó.

Mazzoleni expresó que ve francamente con mucha preocupación en sus recorridos gente sin mascarillas, agrupadas. “Creo que es un sinsentido que en este momento que estamos saliendo pongamos en riesgo todo lo que tiene que ver con el trabajo y con la economía, y también los indicadores epidemiológicos que son bastante razonables dentro de todo hasta ahora”, argumentó.

Leer también: Paraguay supera los 60.000 casos de COVID-19

Dengue

En tanto que con relación al dengue, sostuvo que el Ministerio de Salud trabaja todo el año, todos los días al respecto, pero naturalmente en este momento hay un trabajo intensificado. “El director del Senepa ya está recorriendo todos los municipios, trabajando con las autoridades municipales, las gobernaciones. La idea es que todos estemos ya haciendo la minga, la limpieza”, señaló.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar