Prácticamente llevamos 8 semanas de meseta, fue lo manifestado por el doctor Julio Borba, viceministro de Atención Integral a la Salud, respecto al descenso de casos de COVID-19, en contacto con Universo 970 AM. “Estamos estirando esto y llevamos unas 8 semanas de una cantidad de casos positivos estables, siempre rondando entre los 4.500 y 5.500 casos semanales. Eso no aumentó por suerte, ahora tenemos una leve tendencia al descenso en la cantidad de casos positivos”, expresó.

También dijo que se está viendo desde el jueves pasado aproximadamente una disminución importante en la cantidad de casos hospitalizados y pacientes en terapia intensiva. “Ayer cerramos con 121 pacientes en terapia intensiva cuando aproximadamente a fines de setiembre llegábamos a 161 casos en pacientes de terapia intensiva. Los casos que tenemos ahora, solamente el 30% está en asistencia respiratoria mecánica, el resto está con otro tipo de dispositivo de alto flujo que evita que el paciente sea intubado”, agregó.

Borba mencionó además que también existe una disminución importante en la cantidad de pacientes internados en sala. “Ayer se tuvo otro dato positivo, tuvimos más altas que ingresos en el sistema por cuadros respiratorios compatibles con COVID-19. Tenemos datos sumamente alentadores, pero frágiles todavía. Quiero ser muy cauteloso con esto porque puede tener una tendencia tanto a la alta como a la baja, esperemos que sigamos a la baja como hasta ahora”, expresó.

Leer más: Salud confirma 14 fallecidos y 760 casos positivos de COVID-19

El subsecretario de Estado explicó que esto se da de acuerdo con varios factores, pero que es el ciclo normal del virus. “De 6 a 8 semanas, eso se vio prácticamente en todo el mundo. La población también aprendió a convivir con esta situación y a tomar todos los recaudos necesarios como lavarse las manos antes de ingresar a cualquier local, usar alcohol, el distanciamiento y el uso de tapabocas, que es fundamental. Es una suma de factores que hacen que nosotros no estemos sobrepasados”, manifestó.

Con respecto a la reapertura de fronteras, Borba dijo que si bien todavía es un poco apresurado hablar, indicó que los números no aumentaron, siguen siendo positivos en Alto Paraná y que hasta ahora no se vio el temido efecto de la apertura de fronteras.

Leer también: Uso de camas por COVID-19 se redujo tras casi 15 días de reapertura de fronteras en Alto Paraná

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar