Recientemente arribaron al país 100.000 dosis de vacunas BCG para recién nacidos, estas protegen contra meningitis y tuberculosis miliar.

Las vacunas BCG (Bacilo Calmétte- Guerin) para la protección de recién nacidos se aplican a los bebés en sus primeros días de vida y protegen contra las formas graves de tuberculosis (meningitis y tuberculosis miliar). Estas serán distribuidas entre las 18 regiones sanitarias del país para abastecer a todos los vacunatorios. Indicaron además que otra vacuna recomendada para recién nacidos es la dosis monovalente contra la hepatitis B, administrada en las primeras horas del nacimiento.

La BCG evita la tuberculosis meníngea y la miliar. Se administra en dosis única, intradérmica, en los primeros días de vida, idealmente antes del egreso hospitalario para evitar oportunidades perdidas. Es una vacuna segura y eficaz. Se recomienda que los niños prematuros y con bajo peso alcancen un peso de 2 kilos para recibir la misma.

Recuerdan que la vacunación es un servicio esencial que ha demostrado el impacto positivo en la protección de la salud de los niños al salvar vidas, evitar formas graves de enfermedades y mitigar brotes. Así también, sostienen que otra vacuna importante para los recién nacidos es la vacuna contra la hepatitis B.

Llegaron al país 100.000 dosis de vacunas BCG para recién nacidos, la misma protege contra meningitis y tuberculosis miliar. Foto: Gentileza.

La Dra. Soraya Araya, directora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), habló en relación a estas vacunas y recordó a los padres que tanto la BCG como la vacuna contra la hepatitis B deben ser administradas a los bebés en los primeros días de vida y que ambas están disponibles en el país y forman parte del Calendario Regular de Vacunación.

Leer más: Sindemia: Clínicas, saturado, recibe pacientes de COVID-19 y de dengue

La vacuna monovalente contra la hepatitis B, para uso neonatal, se recomienda aplicar idealmente en las primeras 24 horas de nacimiento. Es una vacuna intramuscular que protege al bebé de la transmisión materno infantil de la hepatitis B. Con respecto a esta vacuna en prematuros, los mismos podrán ser vacunados aunque su peso fuera inferior a 2 kilos.

Si bien la vacunación contra la hepatitis B se inicia durante el periodo neonatal y deberá completarse con las vacunas combinadas que se administran a los 2 meses, 4 meses y 6 meses de vida.

Leer también: Octubre rosa: “El cáncer de mamas hoy ya no mata si se detecta a tiempo”, aseguran

En cuanto a la importancia de vacunarse contra la hepatitis B, sostienen que dicha enfermedad, con el tiempo, puede causar cirrosis y en algunos casos cáncer de hígado, por ello se recomienda la vacunación durante la infancia, a los efectos de evitar la enfermedad y sus complicaciones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar