Ramón Rosa Rodríguez, el general a cargo de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), fue asesinado un día como, hace 26 años. El jefe antidrogas fue asesinado con un disparo a la nuca por su ayudante y amigo, el capitán Juan Ruiz Díaz, quien fue condenado a 25 años tras se hallado culpable del hecho.

Rodríguez fue víctima de un ataque por parte de desconocidos en cercanías del Colegio Internacional cuando se dirigía a una reunión con el entonces presidente Juan Carlos Wasmosy. Tras este primer ataque en el que resultó levemente herido, fue socorrido por un vehículo militar donde se encontraba Ruiz Díaz, quien tras un forcejeo, disparó con su arma, calibre 7,65, a la cabeza del entonces conocido como el “zar antidrogas” del Paraguay.

Quedó demostrado que fue el capitán Juan Ruiz Díaz, ayudante de Rosa Rodríguez, quien lo hirió de muerte pero nunca se pudo conocer lo que lo motivó a hacerlo. El asesino fue condenado a 25 años de cárcel y fue puesto en libertad tras compurgar algo más de 16 años del total de la condena.

Lea además: Dos exministros se presentan como abogados en caso narco

El diario El Tiempo de Colombia publicó días después del ataque que un testigo del hecho relató que tras disparar al general, Ruiz Díaz intentó suicidarse con su arma, pero sólo quedó herido de bala, también en la cabeza.

Se refiere al teniente Luis Carlos Lugo, testigo principal del atentado ocurrido en Asunción. Lugo había confirmado que fue el capitán Ruiz Díaz el autor del disparo y que al momento de hacerlo viajaba en el vehículo militar en un asiento posterior al que ocupaba Rosa Rodríguez.

El vehículo utilizado en el primer ataque fue hallado abandonado y pertenecía a la Senad y estaba asignado al autor del crimen. Rosa Rodríguez se dirigía a entregar un delicado informe a Wasmosy, y se cree que Ruiz Díaz estaba mencionado en ese informe, que finalmente desapareció.

A fines de 1996, dos años luego del asesinato de Rosa Rodríguez, una copia del supuesto informe desaparecido durante el ataque, fue hallado y publicado en el desaparecido Diario Noticias de Asunción.

Rosa Rodríguez explicaba que las mayores acciones del narcotráfico en Paraguay fueron hechas a través de operaciones encubiertas, con la participación de la DEA norteamericana y la misma Senad. En su informe, el general presentaba conclusiones sobre la principal de esas entregas: la Operación Madrejón, ocurrida el día 10 de setiembre de 1994.

El capitán Juan Ruiz Díaz defendió su versión de que un sexto hombre había subido al vehículo militar Jeep y que fue quien realizó el disparo a la nuca de Rosa Rodríguez. La DEA negó que cualquiera de sus agentes pudieran haber estado involucrado en el tráfico de drogas en Paraguay.

Le puede interesar: Fiscal imputó a piloto boliviano por narcotráfico y pidió su prisión

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar