“¡Fuera bicho malo! ¡Fuera bicho malo!”, decía Edita Ortiz, una maestra jubilada de 80 años que padece hipertensión y diabetes, al salir de alta tras 11 días de internación en el Hospital Nacional de Itauguá a causa del COVID-19. En camino a su casa agradeció a los médicos y enfermeras por las atenciones.

Al retirarse del centro asistencial dedicó una sonrisa sincera y un consejo para todo aquel que se le acerca “cuando estés triste o con problemas, solo mira y acaricia una flor”, expresó la mujer. “Es una guerrera. Siendo maestra, tenía que llegar a la escuela Don Porfirio Fernández, en la compañía Curupicayty, de la ciudad de Itá. Hacía una caminata diaria de cinco kilómetros, ida y vuelta, porque en esa época no había medios de transporte que la acercara a la escuela", afirmó su hija María Gloria Benítez.

Lea más: COVID-19: piden seguir con los cuidados y evitar que liberación sea un caos

Sus nietos le llaman Mamaíta, mientras que sus exalumnos la conocen como la señora Edita. Luego de su hospitalización volverá a trabajar como tejedora, bordando aopo’i, ñanduti y cuidar de sus plantas, actividades y pasatiempos que ocupan su tiempo diariamente.

“Le encanta bordar aopo’i, ñanduti, cuidar sus plantas, iba a la cancha antes de la pandemia y ahora mira por televisión a su querido Olimpia, incluso anota los resultados de los partidos de todos los clubes”, relata su hija.

Ortiz de Benítez tiene 8 hijos, uno fallecido, 9 nietos y sobrinos, y de nuevo disfrutará del calor en la familia que sufrió angustia cuando se enteraron que la mujer dio positivo a la prueba del COVID-19 debido a su avanzada edad y las enfermedades de base que padece.

Lea también: Suman 730 casos positivos y 16 muertes por COVID-19

“Cuando supimos el resultado del hisopado, allí sentimos angustia e impotencia porque tanto escuchamos sobre este virus, no existen vacunas, ni un tratamiento efectivo. Todos nos sentimos inmensamente felices, una alegría que no se puede explicar porque mamá logró vencer al virus, aún con su diabetes e hipertensión. Es un milagro de Dios y de fe”, afirmó la hija de Edita.

El Ministerio de Salud informó ayer que se procesaron 2.240 muestras, de las cuales 730 dieron positivo, todos son casos comunitarios. Igualmente comunicó el fallecimiento de 16 personas a raíz de la enfermedad, totalizando hasta la fecha 929 personas que perdieron la vida. Asimismo, 695 personas están internadas y 143 pacientes están en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), en tanto que los recuperados suman otros 691, totalizando así 27.203.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar