Hoteles y posadas de Itapúa y Canindeyú son objeto de verificación para la reactivación turística, tareas que culminaron con óptimos resultados y alto nivel de aprendizaje. Las siguientes dos semanas se inspeccionarán establecimientos de Cordillera y Guairá.

Carteras del Estado se unieron para observar fortalezas y debilidades en la aplicación de protocolos de bioseguridad, con el objetivo de posicionar a cada departamento que se encuentre en la fase 4 de la cuarentena inteligente como un destino seguro para la nueva normalidad y evitar la propagación del COVID-19 en el país.

Los responsables de esta acción son la Secretaría Nacional de Turismo, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS).

El equipo verificador destacó que todos los alojamientos demostraron conocimiento y puesta en práctica del protocolo de bioseguridad. Foto: Gentileza.

Podés leer: En Foz de Yguazú alertan que salud puede colapsar con el puente abierto

Visita técnica

De momento culminó la visita técnica de verificación del aplicativo de las normas de bioseguridad, seguridad laboral, ocupacional y manejo de equipo de protección individual en 57 alojamientos del séptimo y del décimo cuarto departamento del país. Cabe mencionar que los técnicos que llevan adelante esta labor también examinaron un destino turístico correspondiente al Complejo Ecológico Museo del Árbol, de Nueva Alborada, en Itapúa.

El equipo verificador destacó que todos los alojamientos demostraron conocimiento y puesta en práctica del protocolo de bioseguridad, instructivo adquirido en las capacitaciones virtuales impartidas por la Senatur y el MSPyBS. De esta forma, se constató la importancia de las charlas virtuales realizadas con anterioridad, ya que se pudo identificar el empoderamiento de los funcionarios sobre manejos del protocolo biosanitario.

Algunas debilidades

No obstante, la comitiva de verificación resaltó ciertas debilidades concernientes a que en un establecimiento no disponían del medidor de temperatura digital; en otros hospedajes, la lavandería no cumplía con las secuencias de áreas contaminadas, semicontaminadas y no contaminadas, la cocina no presentaba las medidas de bioseguridad para ser considerada área no contaminada y la falta de tapas en los cestos de desechos. Estas situaciones identificadas sirven para la adecuación de los locales a las medidas sanitarias requeridas.

En las siguientes dos semanas, el equipo verificador estará inspeccionando establecimientos de Cordillera y Guairá, como destinos seguros en la nueva normalidad dentro del país.

Te puede interesar: Ineram: renuncian profesionales de blanco y sigue alta ocupación de camas de terapia


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar