La organización Ni un niño más se moviliza frente a la Fiscalía General del Estado, ubicada sobre la calle Chile en Asunción, en reclamo de justicia por la niña de 7 años desaparecida hace más de 5 meses. Piden que la madre de la menor sea trasladada hasta una prisión y que los fiscales sigan investigando hasta contar con pistas sobre la pequeña.

Solicitan un informe de la investigación que consideran no tiene avances en los últimos meses y que continúe la búsqueda de la menor. Lourdes Servián, vocera de la organización Ni un niño más, señaló que no se cuentan con datos actuales sobre la desaparición de la niña. Además sostienen que se perdió un mes de trabajo debido a que fiscales encargados dieron positivo al COVID-19.

“El último informe fue de hace 2 meses, la Fiscalía se volvió totalmente hermética con la investigación, no sabemos porqué. Ellos están obligados a informar a la ciudadanía porque se trata de una niña. Ya hablamos en dos ocasiones con la fiscal general del Estado. Pediremos audiencia con el ministro del Interior y también en el Ministerio de Justicia”, expresó Servián en contacto con el canal GEN.

De rodillas piden avances en la investigación sobre la niña desaparecida en Emboscada. Foto: Nadia Monges

Los fiscales del caso son Carlos Maldonado, Lorenzo Lezcano e Irene Álvarez, a quienes reclaman que no desistan de la búsqueda con carteles y protesta a través de megáfonos frente a la sede del Ministerio Público. La madre de la niña se encuentra imputada por violación del deber del cuidado y abandono. Ella continúa recluida en la comisaría 17ª de Mujeres.

Lea más: Recuento: A 100 días de desaparición de niña en Emboscada

En tanto que el padrastro de la niña, de nacionalidad alemana, también fue imputado por violación del deber del cuidado y abandono. Además fue procesado por pornografía infantil luego de encontrarse 24.000 fotografías en su computadora.

La menor de 7 años continúa des­aparecida desde el pasado 15 de abril, cuando se la vio por última vez jugando en el establecimiento Monte Pacarä, ubicado en Emboscada, departamento de Cordillera, donde policías y fiscales se constituyeron en más de 15 oportunidades para llevar adelante operativos y rastrillajes en busca de la niña, quien padece de una discapacidad motriz y tiene dificultades para caminar y hablar.

Lea también: Anulan examen de ingreso en Arquitectura UNA ante denuncias por venta de temario


Dejanos tu comentario

11H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar