A 100 días de la desaparición de la niña de 7 años en Emboscada, departamento de Cordillera, el caso que mantiene en vilo a la ciudadanía tuvo un giro en la investigación. El principal sospechoso, el padrastro de la menor, fue imputado por pornografía infantil. Antes, lo había sido por violación del deber del cuidado y abandono.

A pesar de esta situación, hasta ahora se sostiene la condición de desaparecida viva de la pequeña, debido a que no existen evidencias que demuestren lo contrario. Anteriormente, la Fiscalía consideró buscar el cadáver tras realizar excavaciones en sitios donde jugaba. Todos los procedimientos, resultaron sin éxitos.

Policías y fiscales se constituyeron en 17 oportunidades en el lugar donde desapareció la niña para llevar adelante operativos y rastrillajes. Foto: Archivo.

Lea más: Ministra de la Niñez: “Ya no se deben mostrar fotos de la pequeña”

Hoy se cumplen 100 días de la última vez que la niña fue vista en el establecimiento Monte Pakara, donde policías y fiscales se constituyeron en 17 oportunidades para llevar adelante operativos y rastrillajes en busca de la niña, quien padece de una discapacidad motriz y tiene dificultades para caminar y hablar.

La Nación realiza un recuento cronológico desde su desaparición a mediados de abril, hasta el cambio de carátula ayer:

-15 de abril: La niña de 7 años de edad es vista por última vez cuando jugaba con sus cabras en la propiedad familiar en zona de Isla Alta, Emboscada, según dijeron los padres.

-16 y 17 de abril: La madre y el padrastro realizan la denuncia por desaparición en la Comisaría 6ª, en consecuencia se inicia la búsqueda, entre policías, fiscales y bomberos voluntarios. El fiscal Carlos Maldonado es asignado a la causa.

-18 de abril: El caso toma connotación pública nacional y la foto de la pequeña circula en las redes sociales, acompañada de pedidos de información sobre su paradero.

-19 de abril: Continúan los rastrillajes y pesquisas en la zona de Isla Alta, Emboscada. Las autoridades empezaron a pedir colaboración de la ciudadanía.

-20 de abril: Ante la falta de resultados por los operativos desarrollados, la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, dispone la conformación de un equipo, por lo que se suman los fiscales Gedeón Escobar y María Irene Álvarez, de la Unidad Especializada Antisecuestros, a las labores del fiscal Carlos Maldonado.

-21 de abril: La familia de la niña ofrece G. 10 millones de recompensa por información veraz sobre su paradero. Las autoridades manejan la hipótesis de secuestro.

-22 de abril: El fiscal Carlos Maldonado comienza a sospechar de los padres, quienes denunciaron muy tarde la desaparición de la menor. También empiezan a buscar a las cabras, ya que también desaparecieron.

-23 de abril: El caso toma connotación pública internacional y se hacen eco medios como Infobae y Diario Las Américas. El fiscal Maldonado insiste en que la tardía presentación de la denuncia dificultó los trabajos de búsqueda.

-25 de abril: El caso se vuelve más confuso. R. H. O. (55) y L. M. Z. (33), padrastro y madre de la niña, respectivamente, deciden cortar todo tipo de comunicación y colaboración con la Policía.

-26 de abril: Padres de la niña desaparecida denuncian que la Fiscalía los quiere inculpar. A través de su abogado, dicen que fueron presionados para que se confiesen como culpables de la desaparición.

-27 de abril: Tras pruebas forenses, el fiscal Carlos Maldonado informó que encontraron sangre en ropas del padrastro y de la niña, en el condominio donde vivían. Esta residencia está ubicada a 2.000 metros del casco urbano de Emboscada.

Uno de los tantos operativos realizados en busca de la niña. Foto: Archivo.

-28 de abril: Personal de Investigación de Delitos descarta la hipótesis de secuestro. Pasaron varios días de la desaparición y nadie se contactó con los familiares.

-29 de abril: Los fiscales sospechan aún más del padrastro. Siguen de cerca sus movimientos. Le incautaron además una camioneta que tenía rastros de sangre.

30 de abril: El Gobierno de Francia repatria a la hermana de 10 años de la pequeña. Los padres ofrecen una entrevista a la noche, afirmando que las sospechas en su contra son infundadas y reiteran que están devastados por la desaparición de la menor.

Te puede interesar: Ministra de la Niñez: “Ya no se deben mostrar fotos de la pequeña”

-1 de mayo: La pequeña niña sigue sin aparecer y las pericias realizadas previamente están por definir la situación del padrastro.

-2 de mayo: Realizan un intenso rastrillaje en el predio, de aproximadamente 30 hectáreas, de la propiedad familiar, acompañado por lugareños. Levantan un trozo de tela de color rojo como única evidencia. En forma paralela, la Fiscalía volvió a allanar la vivienda de los padres.

-4 de mayo: En horas de la madrugada, policías proceden a detener a los padres de la niña, por violación del deber del cuidado y abandono. Horas después son imputados por las mismas figuras penales.

-5 de mayo: La Fiscalía dice que no encontraron denuncia de maltratos en antecedentes de la menor. Por otra parte, confirman que la sangre encontrada en una frazada, en un trozo de tela y en una piedra, en el predio donde antes jugaba la niña, es humana.

-6 de mayo: Inspeccionan un pozo ciego y un tajamar ubicado dentro de la propiedad familiar. Desagotan el agua, ingresan rescatistas, pero tampoco encuentran indicios de la menor. Por otra parte, un juez dispone la prisión preventiva para los padres.

-7 de mayo: Entre las varias hipótesis que maneja la División de Homicidios figura la posibilidad de que la niña haya sido entregada a terceras personas. Sin embargo, continúa la búsqueda en la zona.

-8 de mayo: Canes de la división policial ladran y dan señales de la existencia de algo anormal para sus olfatos justo en la edificación donde antes la niña dormía con sus cabras. Se inicia una excavación en el lugar, pero el trabajo no da resultados.

Se la buscó en un sector donde dormía con las cabras. Foto: Archivo.

-9 de mayo: Según el peón que trabajaba en la vivienda de donde desapareció la niña, la familia no demostró ningún tipo de desesperación, pero sí la buscaron. “La buscaron con dron por la zona”, aseguró. Ese mismo día, la madre habló para un medio de comunicación y dijo que su hija fue raptada, porque no puede ser que desaparezca de esa manera y pidió que se siga investigando, porque todos son sospechosos, a pesar de no tienen enemigos.

-10 de mayo: La presidenta de la organización “Ni un niño más”, Lourdes Servín, señaló que no cree en la versión de la madre. A su criterio, hay cosas que está ocultando a los investigadores. “Profesionales coinciden en que ella no dice la verdad y que sabe más de lo que cuenta”, dijo Servín.

-13 de mayo: El Ministerio Público realizó un nuevo allanamiento en el lugar donde vivía la niña junto con la madre y el padre biológico anteriormente, se trata del condominio Valle Tucán, ubicado en la zona de rastrillaje.

-14 de mayo: El padre biológico de la niña, S.L.D., dijo que tiene dudas con relación al comportamiento del padrastro, en la manera en cómo condujo la búsqueda y controlaba en todo momento qué se hacía.

-15 de mayo: Se cumple un mes de la última vez que vieron a la niña en la quinta del padrastro, quien al igual que la madre está imputado por faltar al deber del cuidado.

-17 de mayo: El abuelo asegura la inocencia de la madre, pero pide profundizar la investigación en torno al padrastro. Denunció haber recibido una advertencia de parte de un traductor de la pareja de su hija.

-18 de mayo: Un grupo de personas se manifiesta en Emboscada para reclamar avances en la investigación. Encabezan la movilización los abuelos de la niña, además de padres de familias convocados por la Asociación Justicia e Igualdad Social.

-18 de mayo: Los abogados Graciela Noguera y Alberto Poletti son designados para acompañar la investigación sobre el caso, luego de que el padre de la niña les había otorgado poder para que asuman su representación en todo lo relacionado con la desaparición.

-19 de mayo: Se realizan allanamientos simultáneos en busca de la pequeña. Una comitiva fiscal-policial llegó hasta una casa ubicada en San Lorenzo, otro operativo se lleva a cabo en Caacupé, debido el cruce de llamadas entre el padrastro y la mujer que vive en el lugar. Un tercer allanamiento se realizó en Emboscada.

-20 de mayo: La exesposa del padrastro envió una carta en la que sostiene la inocencia del mismo. Incluso, mencionó que él está dispuesto a someterse al detector de mentiras o polígrafo si vienen al país especialistas del FBI.

-22 de mayo: El abogado Óscar Tuma, representante legal del padre de la niña, manifestó dos hipótesis referentes al caso de la desaparición: Una, que la niña se haya accidentado, podría haber sido con un vehículo; otra, que haya sido entregada con anuen­cia de la madre y el padras­tro.

-25 de mayo: El Ministerio Público anunció que se reconstruirán las últimas 24 horas en que la pequeña desapareció hasta la fecha. Los investigadores señalan que continúa con vida, ya que no existen indicios que demuestren lo contrario.

-25 de mayo: La Fiscalía allanó otra vivienda, esta vez en Ypacaraí, cuya propietaria es una ciudadana alemana vinculada al padrastro, en el marco de la investigación de la desaparición.

El fiscal Carlos Maldonado señala que la madre y el padrastro se muestran poco dispuestos a cooperar. Foto: Archivo

Podés leer: Fiscalía: Padrastro sacó a niña de la estancia, cabras fueron un cuento para distraer

- 2 de junio: El Laboratorio Forense del Ministerio Público realiza los análisis a varias evidencias incautadas en los diferentes allanamientos.

- 7 de junio: La Fiscalía retoma la serie de allanamientos simultáneos en el marco de la búsqueda de la niña, uno de ellos en la compañía Isla Alta de la localidad de Emboscada y otro en la zona de Loma Grande, ambos en el departamento de Cordillera.

- 15 de junio: Se cumplen dos meses de la desaparición, desde la Fiscalía sostienen la hipótesis de que pudo haber sido una entrega de la pequeña. El fiscal Carlos Maldonado señala que la madre y el padrastro se muestran poco dispuestos a cooperar. La causa se estanca, no avanza y los dos únicos imputados continúan detenidos.

- 7 de julio: Se reanudan los allanamientos cuando dos comitivas fiscales y policiales se trasladan a dos viviendas ubicadas en Atyrá y Caacupé, en el departamento de Cordillera, e incautan planillas y teléfonos celulares de uno de los propietarios, socio comercial y amigo del padrastro.

- 10 de julio: Se realizó un nuevo allanamiento en la vivienda del padrastro, donde se llevó a cabo una planimetría. Los fiscales llegaron hasta Emboscada, departamento de Cordillera, para graficar la ubicación de los presentes en el lugar el día de la desaparición.

- 11 de julio: El abogado del padrastro reveló que los responsables de la desaparición serían personas interesadas en que el ciudadano alemán esté hoy tras las rejas. Anunció que ni bien tenga elementos suficientes para sustentar lo que dice, contará quiénes están detrás de todo.

- 15 de julio: Representantes de las organizaciones civiles “Ni un niño más” y “Justicia para el ángel” se manifestaron frente a la Comisaría 17, en Asunción, para solicitar el traslado de la madre y del padrastro a una cárcel a tres meses de la desaparición de la pequeña. Además, solicitan que la madre haga su declaración ante la Fiscalía debido a que se abstuvo de realizar esta diligencia.

- 18 de julio: Ciudadanos y familiares realizan una manifestación frente al Departamento de Judiciales de la Policía Nacional, lugar donde guarda reclusión el padrastro. Insistieron en el pedido de que el sospechoso vaya a la cárcel de Tacumbú.

Imágenes que aluden a ritos satánicos halladas en los dispositivos móviles del padrastro. Foto: Archivo.

- 23 de julio: La Fiscalía amplió la imputación contra el padrastro por el hecho de pornografía infantil. Señalan que hallaron fotografías de las partes íntimas de una niña, que fueron tomadas desde el aparato celular. Además, encontraron imágenes que aluden a ritos satánicos en los dispositivos móviles del padrastro.

- 24 de julio: La ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, señaló que no se deben utilizar ni publicar fotografías de la pequeña de 7 años debido al cambio de carátula, que pasó de desaparición de persona a un caso de pornografía infantil contra el padrastro de la niña.

Podés leer: Menor desaparecida: “Consideramos que se abre una nueva ventana de investigación”

Código de la Niñez y la Adolescencia

El artículo 29 de la normativa establece la prohibición de la publicación por la prensa escrita, radial, televisiva o por cualquier otro medio de comunicación los nombres, las fotografías o los datos que posibiliten identificar al niño o adolescente, víctima o supuesto autor de hechos punibles.

Dejanos tu comentario

11H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar