El neumólogo Carlos Pallarolas señaló este miércoles que la reapertura del Puente de la Amistad se toma con mucha cautela por los profesionales ante la crisis sanitaria. Destacó que las consecuencias pueden ser graves en caso de un desborde y rebrote del COVID-19.

“Las consecuencias las vamos a ver después de 15 días de la reapertura del puente, puede haber un rebrote importante y ojalá las camas de terapia y de sala normal no se llenen. Es bastante pesado el costo que podemos tener”, advirtió el profesional en comunicación con Universo 970 AM.

Te puede interesar: Récord: Paraguay supera los 700 fallecidos por COVID-19

Sostuvo que la apertura gradual y durante las tres semanas anunciadas ayudará para la toma de muestras y evaluar el comportamiento del COVID-19 porque del otro lado de la frontera, Foz de Yguazú, también hay un pico importante actualmente.

Pallarolas mencionó que lo ideal es que la gente haya entendido en todo este tiempo la importancia de los cuidados a fin de evitar un rebrote de la enfermedad y continúe la disminución de casos, como se está dando en los últimos días en el Alto Paraná.

Podés leer: COVID-19: traslado de pacientes a sanatorios será solo cuando Salud Pública no cuente con camas

“Epidemiológicamente del lado brasileño también hay un pico importante y siempre pasa porque la gente no se cuida. Esto no es una simple gripe como muchos creen, nosotros no vemos eso en los hospitales. Los números son fríos en las estimaciones, pero esa es la realidad”, agregó Pallarolas.

De acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud Pública del día martes, la cantidad de fallecidos llegó a 705 desde el brote del virus en el país. También suman 34.828 las personas contagiadas y 19.257 pacientes recuperados.

Nota relacionada: COVID-19: habilitan nuevo puesto para toma de muestras desde vehículos en CDE

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar