Desde la Dirección de Vigilancia de la Salud declararon alerta epidemiológica por el aumento de casos de COVID-19 en profesionales de salud. “Hasta la fecha, 1.246 personales de salud dieron positivo en el país y tres fallecieron”, confirmaron en una publicación compartida también en redes sociales. “Lo que corresponde al 6% del total de casos confirmados a nivel nacional”.

El mayor porcentaje de contagios se produce en el entorno laboral, entre el personal de salud cuando se halla sin las medidas adecuadas. “Se insta a mantener las medidas de prevención durante la atención a pacientes, durante los momentos de descanso y en las áreas comunes, así como en las actividades fuera del entorno asistencial”, resaltaron en un comunicado.

Lea más: En un aldea india, las paredes son cuadernos para los niños sin escuela

Vigilancia de la Salud indica que a nivel regional en América, hasta el 19 de agosto del 2020, de acuerdo con la información disponible de 191 países, se notificó un total de 569.304 casos de coronavirus en personal de salud, incluyendo 2.506 muertes a causa del virus. “De estos, el 72% son mujeres y los grupos de edad con mayor proporción de casos confirmados fueron el de 30 a 39 años y el de 40 a 49 años”, manifestaron.

Solo en Paraguay, del 13 de marzo al 4 de setiembre se notificaron 8.442 personales de salud expuestos al nuevo coronavirus o con sospecha; de estos, 1.246 fueron confirmados por laboratorio para infección por SARS-CoV-2, incluidos tres fallecidos.

Encabezan Asunción y Central

Las regiones sanitarias con mayor proporción de notificaciones de personal de salud expuesto a COVID-19 fueron Capital, con 3.274 notificaciones (39%); Central, 2.306 (27%) y Alto Paraná, 776 (9%). “De los 1.246 casos confirmados hasta el 4 de setiembre, la distribución por departamentos sigue el mismo comportamiento con Capital, 417 (33%); Alto Paraná (24%) y Central (23%)”.

Resalta que del total de casos registrados, 864, que equivalen al 69%, son mujeres, la franja etaria más afectada es la de 29 a 39 años, 602 personas que corresponden al 48%. Un 12% es personal asintomático, entre los sintomáticos presentaron tos, fiebre, dolor de garganta y dificultad respiratoria con mayor frecuencia.

“De acuerdo con la profesión de salud de los casos confirmados, el 42% fue personal de enfermería y el 27% personal médico. Se ha objetivado también un aumento de casos de personal de salud confirmado que requiere ingreso hospitalario; hasta el 4 de setiembre, un total de 46 personales de salud han requerido ingreso hospitalario, actualmente son 12 ingresados, 34 de alta y 3 fallecidos”, puntualiza el documento.

No se pierda: Laguna Cerro: Justicia ignora daño ambiental y decide que WalTrading S.A. siga operando

Aumento sostenido

Señala que se observa un aumento sostenido de casos confirmados en personal de salud desde la Semana Epidemiológica 32 (del 3 al 9 de agosto), con una tendencia en aumento. Agrega que hasta la fecha, la evidencia es que el mayor porcentaje de contagios se produce en el entorno asistencial por el contacto entre personal de salud sin las medidas adecuadas.

Datos parciales (de la SE 31 a 36) señalan que un 29% del personal de salud se ha contagiado dentro del entorno asistencial, siendo un 38% contagiado tras exposición en la comunidad y 33% no se pudo identificar la fuente. El informe afirma que dentro del entorno asistencial, 32% de los casos positivos en personal de salud ha sido contagiado tras la atención directa a un caso positivo y 58% de los mismos, tras contacto con otros personales de salud positivo dentro de los establecimientos.

Leé también: Pallarolas cuestiona a negacionistas del COVID-19: “Dejen de decir estupideces”

Recomendaciones para hospitales

- A las autoridades nacionales y regionales, distritales, extremar las medidas sanitarias al detectar brotes en el establecimiento de salud.

- A los directores de servicios de salud, proveer de los equipos de protección individual de acuerdo al nivel de atención y fortalecer los equipos de prevención y control de infecciones, con recursos humanos, recursos físicos e informáticos para el trabajo de prevención y control de diseminación de infecciones en los servicios asistenciales y a la vez poder mantener un estricto monitoreo de la salud del personal.

- Al personal de salud, mantener las medidas de prevención durante la atención a pacientes, durante los momentos de descanso y en las áreas comunes, así como en las actividades fuera del entorno asistencial.

- Al programa de prevención y control de infecciones, continuar realizando la categorización de riesgo del personal de salud expuesto y cumplir las indicaciones de aislamiento.

Te puede interesar: Buscan sumar más puestos de toma de muestras de COVID-19 en el interior del país

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar