Tras los hechos sucedidos el miércoles 2 de setiembre en zona de Yby Yaú, en el caso de las menores abatidas durante el enfrentamiento mantenido entre militares de las Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), se habla de un reclutamiento de niños para su utilización con fines criminales.

“Este grupo criminal, como lo tiene considerado el Estado, no es un grupo armado beligerante, así que todos los instrumentos internacionales que tiene ratificado el Paraguay sobre la no utilización de niños en conflictos armados, no se aplican al caso porque no es considerado un grupo beligerante sino un grupo criminal organizado”, afirmó la Ministra de la Niñez y la Adolescencia (MINNA), Teresa Martínez.

La titular de la cartera indicó que a partir de ese momento la utilización de niños por parte de este grupo criminal suma a los ilícitos que ellos están teniendo. “Confunde un poco cuando hablamos de reclutamiento porque ese término lo utiliza el protocolo facultativo de la convención de los derechos del niño sobre la no utilización de niños en conflictos armados, pero es un proceso de captación y utilización de estos niños en beneficio de ellos, porque los utilizan prácticamente como escudo y vemos en este caso particular, un familiar de alguno de los líderes de este grupo criminal”, refirió.

En contacto con Universo 970 AM, Martínez dijo también que lo que se necesita ver y saber claramente bajo qué circunstancias y condiciones los llevan a estos niños y niñas hasta sus campamentos. “No tenemos nosotros denuncias conocidas de desaparición de niños en la zona. No tenemos todavía la figura que ocurría en Colombia de secuestro de niños para reclutarlos forzosamente en sus filas”, expresó.

Implicancias legales

En otro momento, la titular del MINNA explicó que tenemos la figura de nuestra ley penal que puede ser tráfico ilícito de niños porque ya hay un traslado de un país a otro además de otras figuras. “En este caso particularmente eso es lo que se nota, puede haber una sustitución de identidad, puede haber un tráfico con fines de trabajo forzoso que constituiría una trata de carácter transnacional, porque todo lo que se les imponga a los niños en esta situación es considerado forzoso”, aseguró.

Así también, sostuvo que no hay forma de decir que los niños por su propia voluntad están donde están. “Ellos no llegaron autónomamente a ese sitio de ninguna manera, alguien los trajo, los puso ahí y no es un lugar donde las personas viven, no es una comunidad, no es una vivienda, es un campamento criminal. En este caso necesitamos determinar estas condiciones para saber ante qué hechos punibles estamos”, enfatizó.

Leer más: Una de las menores abatidas sería hija de Osvaldo Villalba y Magna Meza, dice la Policía

Lo que el Estado podría hacer

Al ser consultada sobre la responsabilidad del Estado por la presencia de las menores en el lugar y sobre lo que el Estado podría hacer para evitar que ocurra un hecho como el que sucedió, dijo que primero se debe saber si estas niñas existen, ya que estaban fuera del país y fueron traídas clandestinamente. “Ni siquiera hay un registro de ingreso me parece, en estos momentos se está investigando también eso”, señaló.

Mencionó que si se sabe con certeza por lo que está pasando el niño, hay que hacer todo lo posible por rescatarlo de ese lugar y ver el adulto responsable que está a cargo. “Evidentemente este grupo criminal trae a niños por lo que se ve, o a niños que estén bajo la tutela de algunos de los miembros, eso es lo más terrible que se ve porque cómo es que insertan a los niños en este campamento”, reflexionó.

Leer también: Lemir señala que a menores no se realizó prueba de nitritos para conocer si portaban armas

La ministra nuevamente lamentó lo sucedido. “Nosotros lamentamos profundamente estos resultados que dos niñas sean víctimas de este grupo criminal y hasta que son sus propios familiares. Porque son víctimas de ellos, ellos las pusieron en ese sitio y eso es lo imperdonable. Todo lo demás estaba bajo investigación judicial, lo que a nosotros ahora nos interesa es que se investigue su origen, de dónde salieron, quién les trajo y quién las tenía a su cargo en el país”, recalcó.

Finalmente, solicito al Ministerio Público la investigación por dos circunstancias. “Necesitamos saber si hay otros niños en esa situación y también saber la cadena de responsabilidad que existe como para cortar y que no vuelva a ocurrir un hecho como éste porque evidentemente también es una decisión de este grupo criminal incorporar a niños en sus filas para provocar justamente todo esto”, apuntó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar