En uno de los chalecos protectores que supuestamente portaba una de las menores abatidas durante el enfrentamiento entre el EPP y la FTC, los investigadores hallaron una carta y fotografías. Estos elementos confirmarían que una de las abatidas sería hija de Magna Meza y Osvaldo Villalba.

A través del programa de televisión “Cara o Cruz”, emitido por Unicanal, el comisario Nimio Cardozo, jefe de la División Antisecuestro de la Policía Nacional, señaló que encontraron fotografías dentro del chaleco táctico que portaba una de las menores.

“Encontramos también una carta, que más bien era como un diario o una bitácora que tenía ella. Ahí ella dice que vino con tantas ilusiones para estar con su papá pero que ahora lo encontró con otra mujer, quien constantemente le persigue, según escribió”, explicó el uniformado, al momento de añadir que en la fotografía encontrada se puede apreciar que posan Osvaldo Villalba y Magna Meza, en compañía de una de las menores que cayó abatida.

“Ella agrega en su carta que desearía no haber nacido, para no estar en la situación en la que se encuentra. Ella estaba destrozada psicológicamente. Yo tengo una hija y me pongo en su lugar. A esa niña le traen a un campamento, rodeada de armas y sabiendo que en cualquier momento podía perder la vida. Lo que sí es que el padre le maltrataba y le daba la razón a su nueva pareja, por lo que sospechamos que Magna Meza fue degradada”, sostuvo.

El comisario aseveró que estos elementos son contundentes al momento de sostener la tesis de que una de las menores abatidas es hija justamente de Osvaldo Villalba y Magna Meza, y no así de los supuestos familiares que la reclamaron desde la Argentina.

“Qué adjetivo calificativo le podemos dar a esta gente, que le trae a la menor de un ambiente donde tenía protección, alimentación y otros derechos universales, al medio del monte con gente que solo busca matar, secuestrar y dañar a las personas. Encima, el padre le maltrataba y le daba toda la razón a la madrastra”, culminó.

Antecedentes

El pasado sábado se realizó la exhumación de los cuerpos de las menores de edad abatidas durante el enfrentamiento entre miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) e integrantes del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Las dos menores fueron abatidas el miércoles en la estancia Paraíso, ubicada en Yby Yaú, zona limítrofe entre los departamentos de Concepción y Amambay, tras una incursión de las fuerzas en busca de los líderes del grupo criminal.

Podés leer: Afirman que menores abatidas son víctimas del EPP: “Estaban en un lugar donde no debían estar”

Desde la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) aclararon que en ningún momento hubo intención de matar a las menores de edad y que los uniformados usaron la fuerza en legítima defensa porque fueron recibidos a balazos en el campamento del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El Ministerio Público conformó nuevos equipos de fiscales para continuar trabajando en la causa relacionada al enfrentamiento que se llevó a cabo la semana pasada en la zona norte del país. El gobierno argentino también se pronunció sobre lo sucedido y pidió esclarecimiento, ya que ambas menores tienen la nacionalidad del vecino país.

Dejanos tu comentario

9H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar