Guardiacárceles de la Penitenciaría Regional de Misiones guardan cuarentena preventiva debido a un caso positivo al COVID-19 que se registró entre sus funcionarios. A pesar de estar a la espera de los resultados de las muestras del coronavirus, custodian a reos del penal. Desde el Ministerio de Justicia explican que se trata de una estrategia para evitar contagios comunitarios.

Entre los internos manifiestan su temor ante el riesgo de ser infectados con el virus a través de los trabajadores del penal. En tanto, solicitan ser informados sobre la situación por parte de las autoridades penitenciarias que señalan que el guardiacárcel positivo cumple estricto aislamiento domiciliario luego de dar positivo a la prueba laboratorial.

“Hay guardias infectados. No les interesa si tienen o no COVID-19. Les piden venir a trabajar. Un grupo de guardiacárceles está hace tres días trabajando porque el resto de ellos está aislado″, dice una denuncia anónima dentro de la cárcel recibida en el diario La Nación. En un video compartido se observa cómo un guardia penitenciario llama a trabajar a sus compañeros en cuarentena preventiva por COVID-19 en Misiones luego de detectarse un caso positivo entre los trabajadores.

Ya se implementó en Ciudad del Este y Asunción

Desde el Ministerio de Justicia indican que se trata de un mecanismo que ya se implementó en Ciudad del Este y Tacumbú. Se trata que los agentes penitenciarios que, a pesar de ir a cuarentena preventiva, cumplan con sus funciones en el penal. Señalan que estos no tienen contacto con personas extrañas y realizan un circuito entre la penitenciaría y un albergue para reducir eventuales contagios comunitarios.

“Se establece que los agentes penitenciarios que voluntariamente desean seguir trabajando y estén en condiciones de trabajar vayan al penal. Ellos quedan albergados para no tener contacto con personas extrañas y únicamente salen para ir a cumplir sus funciones en la penitenciaría. Con eso se establece un circuito de seguridad para que el agente no se constituya en un propagador del virus en su comunidad”, afirmó Rubén Maciel, viceministro de Política Criminal, en contacto con La Nación.

Lea más: Sistema penitenciario con 278 casos de COVID-19: “Esperábamos resultados más catastróficos”

Son grupos de guardiacárceles divididos entre 32 funcionarios penitenciarios que se encuentran albergados en un recinto especial, al igual que 22 mujeres que también prestan servicios en el penal donde también mujeres se encuentran recluidas. Otros 36 guardiacárceles fueron sometidos a la muestra de COVID-19, a la espera de resultados.

La disposición fue aceptada por el director del penal, Luis Esquivel, quien remarcó que se estableció este sistema especial de trabajo. La cuadrilla a la que pertenece el guardia positivo guarda aislamiento preventivo y no irá a trabajar hasta contar con los resultados de la muestra. Sin embargo, se teme que los internos sean contagiados por parte de otro grupo de guardiacárceles sospechados de COVID-19.

Lea también: Alerta roja: Ciudad del Este tiene ocupado el 90% de camas de terapia y Central, el 75%

“Con esta estrategia, el sistema penitenciario no sobrecargó el sistema de salud. Cuando existen sospechas de que también los privados de libertad se hayan contagiado se aplica esto. Si tenés un solo funcionario contagiado y este básicamente no tuvo contacto con otros compañeros o reos, solo ellos son los apartados”, manifestó Maciel.

En Misiones, hasta ahora un solo guardiacárcel dio positivo al COVID-19, que permanece aislado. El resto de los compañeros aguarda los resultados de las muestras. Entre los reos no se detectó ningún caso positivo. Sin embargo, varios de ellos también ya fueron sometidos a la prueba del hisopado para conocer su situación. “Un guardia dio positivo y se hizo una serie de muestras. Todavía no se tienen los resultados. También se tomaron muestras a privados de libertad, aguardamos los resultados”, finalizó Maciel.

Ayer, el Ministerio de Justicia reportó un total de 278 casos confirmados de COVID-19 dentro del sistema penitenciario de Paraguay. Los reclusos enfermos con el nuevo coronavirus se distribuyen: 256 casos en Tacumbú; 11 en el penal de Emboscada; 5 en la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza (UPIE); 4 en el penal de Oviedo; uno en el penal de Misiones y uno en la Granja Ko’ê Pyahu.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar