Con el objetivo de identificar y fomentar aquellas buenas prácticas utilizadas por las familias, participantes del Programa de Estado, Tekoporã en las zonas rurales, con el que se busca reducir la posibilidad de propagación del COVID-19, se desarrollará el proyecto: “Identificación y fomento de buenas prácticas que reduzcan las posibilidades de propagación del coronavirus en familias participantes del Programa Tekoporã en zonas rurales”. Con este fin, el Conacyt destinará a la investigación G. 163.348.500 para su desarrollo.

Para ello, se utilizará la perspectiva de género. Además, a través de esta investigación se reconocerán los mecanismos de acceso a información validada sobre el virus y las brechas basadas en género de los hogares analizados.

La perspectiva de género se refiere a la metodología y los mecanismos que permiten identificar, cuestionar y valorar la discriminación, desigualdad y exclusión de las mujeres, que se pretende justificar con base en las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, así como las acciones que deben emprenderse para actuar sobre los factores de género y crear las condiciones de cambio que permitan avanzar en la construcción de la igualdad de género.

Te puede interesar: Médico paraguayo en Brasil: “Los errores que se cometieron en Europa están sucediendo en Paraguay”

La misma es importante en las investigaciones sociales, pues se muestra la construcción diferenciada de mujeres y varones, como sus maneras particulares de actuar, percibir, entender, sentir, hablar e interactuar, reconociendo los diferentes vínculos que se establecen entre ellos.

Los investigadores pretenden elaborar propuestas para el fomento de buenas prácticas para la no propagación del virus en las familias rurales con este análisis entre géneros. Los resultados obtenidos serán presentados a las instituciones encargadas de tomar decisiones en el marco de la lucha contra el COVID-19 en el país, tales como el Ministerio de Desarrollo Social (MDS) y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS).

Los investigadores que integran el equipo son: Tannya Mongelós, Sebastián Felipe Bruno, María Leticia Alcaraz, Eva María García y Manuel Orrego, miembros de la Fundación Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD). El proyecto será financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Programa Prociencia, con apoyo del Fondo para la Educación, la Excelencia y la Investigación (FEEI), con un fondo de G. 163.348.500 para su desarrollo.

El Conacyt viene invirtiendo US$ 1.000.000, unos G 8.000 millones, en proyectos de investigación que ayuden a generar soluciones efectivas en la lucha contra la pandemia en nuestro país.

Leé también: Docentes preocupados por el reajuste salarial del 16% para el 2021 solicitan audiencia con Petta

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar