La directora del Hospital Integrado del Alto Paraná, la doctora Ana Liz Jara habló sobre la situación actual de las camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) en relación a la pandemia por COVID-19, y que se mantienen en una constante rotación de ocupación, así como se ven a muchos pacientes jóvenes, que llegan con un alto nivel de destrucción pulmonar.

La doctora Jara, en comunicación con el SNT, refirió que actualmente no hay camas de UTI libres en el hospital, porque se van liberando y entran nuevos pacientes, lo que genera una constante rotación, aunque afortunadamente no en todos los casos requieren intubación mecánica.

Según la profesional, la posibilidad de una persona, una vez que ingresa a terapia, es de apenas 10% de salir con vida. “Por eso hablamos que la lucha está afuera, porque llegar a terapia es casi mortal”, resaltó. En ese sentido, comentó que para determinar la posibilidad de que se agrave el estado del paciente aplican parámetros laboratoriales, bacteriológicos y se tienen en cuenta las comorbilidades.

Leé también: Mazzoleni asegura que equipos de protección individual están garantizados

Jóvenes en UTI

Por otra parte, Jara habló sobre una notable cantidad de jóvenes que llegan en una situación grave. Cuando acuden al hospital se realiza una tomografía a los pacientes, y evidencian una destrucción de pulmones, aseveró la doctora. “Increíblemente siguen aguantando, pero sus pulmones ya no están dando”, refirió, por lo que automáticamente se interna al paciente aunque no se sienta mal, pese a que sus pulmones padecen una saturación de más del 75%.

La titular del Hospital Integrado menciona que en las dos últimas semanas tenían el riesgo de remitir a los pacientes con la situación mencionada antes a sus casas, lo que solo repercutía en que al volver al nosocomio, “de urgencia pasan a terapia”, indicó.

Por otra parte, la profesional médica aludió que debido a la saturación de camas, unos 14 pacientes fueron derivados a otros hospitales. No obstante, dijo que pueden ampliar la capacidad de terapia, pero que será limitada por falta de personal profesional. Pueden llegar hasta 50 camas de terapia, porque espacio y estructura hay suficiente en el hospital, y cuentan con más de 18 respiradores de reserva, pero el problema será la falta de terapistas intensivos que atiendan a los pacientes. Por último, se informó que fueron reforzados los consultorios de cuadros respiratorios.

Te puede interesar: Guiso en vivo: cocineros reflexionarán sobre la importancia de ollas populares durante la pandemia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar