El Círculo Paraguayo de Médicos (CPM) reveló datos alarmantes sobre las situaciones de 8 hospitales integrados del país ante el COVID-19. Los datos fueron proveídos por médicos que trabajan en estas unidades de atención ante un pedido del Ministerio de Salud. “Está muriendo gente sin estudios. Estamos lejos de la evacuación, el paciente muere en 48 horas”, expresaron médicos de Ciudad del Este.

La presidenta del CPM, doctora Gloría Meza, manifestó que el propio ministro de Salud, Julio Mazzoleni, les pidió que remitieran una lista con la disponibilidad de cada localidad del interior. “Esta nota ya fue entregada al Ministerio de Salud, fue un pedido del ministro”, aclaró en contacto con La Nación.

La nota presentada por el círculo de médicos revela que Paraguay tiene actualmente 5.638 camas. De estas, 479 son de terapia intensiva. Así también, expresa que se cuenta con 2.636 personales de blanco y 150 especialistas. “Hay solo 194 médicos intensivistas en el país”, resaltó.

CDE: pacientes mueren en 48 horas

Con los 900.000 habitantes con que cuenta Alto Paraná, la pandemia desnudó la situación precaria. “El nuevo laboratorio biomolecular ayudará a realizar test con resultados en 12 días. Hay subregistro de fallecidos en Ciudad del Este, la gente muere en sus casas, son velados y el sepelio se realiza normalmente con gran cantidad de gente”, apuntaron.

Afirmaron que ya no se toman muestras post mortem. “La solución no es la terapia, pero sí salva vidas. De 6 pasamos a 30 camas en IPS. Hay manejo de víctimas masivas”, aseguran.

El documento refiere que están en una situación de catástrofe. “Está muriendo gente sin estudios. De las 30 camas todas están ocupadas. Estamos lejos de la evacuación, el paciente muere en 48 horas”, concluyeron.

Vista aérea de Ciudad del Este, Alto Paraná. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Te puede interesar: “Cucho” Cabaña da positivo al COVID-19, ahora pedirá arresto domiciliario

Encarnación: 80% de camas ocupadas

Actualmente Encarnación cuenta con 5 especialistas: 2 infectólogos, 1 neumólogo, 1 endocrinólogo, 1 traumatólogo. Tiene 5 camas para terapia intensiva, de las cuales 3 son para pacientes con COVID-19 y 20 camas de internación.

Además se hacen 20 hisopados por día y se reciben de 6 a 7 internados diariamente, cifra que se mantiene y no baja. “Los equipos de bioseguridad son utilizados hasta por 5 días, en especial la mascarilla N 95”, afirma.

Tras la pandemia, se sumaron 9 camas de internación y 9 camas de terapia intensiva. En cuanto a profesionales, 3 intensivistas. “Se cuenta con una ocupación del 70% a 80% en terapia, en 3 semanas de ocupación de camas”, refiere el documento.

“Cuando faltan inotrópicos, el paciente debe comprar, a veces se les da lo que sobró de algún otro paciente, pero como son insolventes usan productos de segunda línea”, advirtió el médico que dio los datos.

Leé también: Laguna Cerro: confirman alta contaminación con sales para cuero

Caacupé, con dos médicos de guardia

En el caso del Hospital Regional de Caacupé, un dirigente gremial de Sinamed expresó que se intentó unificar con el IPS de la localidad, pero no se logró. “Intentamos unificar IPS con MSP, pero fue imposible”, resaltó el médico.

Aclaró que el hospital tiene 42 camas para adultos, 11 camillas, 4 camas en reanimación, 8 camas en UTI, 5 albergues. “No hay insumos suficientes, hay alta demanda de pacientes y las batas son reutilizadas”, denunció.

Agregó que hay 3 pacientes en sala de COVID y que derivar pacientes es un problema. “Se quedan en camillas simples de la Urgencia hasta que se consiga lugar. El paciente hace un tour por Altos, Tobatí y Eusebio Ayala. En Eusebio Ayala no tienen oxígeno y resultados de coronavirus llegan en 10 días”.

Otro de los problemas es que el tomógrafo no funciona, falta cambio del tubo y no se realizan pruebas de laboratorio. “La UTI polivalente tiene capacidad para 8 camas, pero en realidad funcionan 3 camas porque los respiradores están descompuestos”, sostiene.

Cuentan con 2 ambulancias funcionando, oxígeno con 3 balones en polivalente y central en respiratorio. “EPI por el momento completamos con ayuda del Consejo Local de Salud y las guardias de fines de semana se completan actualmente con 2 médicos que hacen 24 horas”.

Existen zonas sin UTI. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Relacionado: Paraguay acompaña muy de cerca producción de vacunas contra el COVID-19 de Argentina

Curuguaty y Salto del Guairá, sin UTI

Por su parte, médicos del Hospital Distrital de Curuguaty y Hospital Regional de Salto del Guairá también denunciaron la situación por la que atraviesan. “No tenemos complejidad, estamos a más de 400 kilómetros, prematuros que nacen ya no tienen chances, hay ambulancia, pero aun así no llegan”, manifestaron.

Resaltaron que según sondeos realizados, tanto en hospitales públicos como privados no hay UTI. “Faltan muchísimos contratos de enfermería para trabajar como corresponde, faltan anestesiólogos, no hay neurocirugía para accidentados graves, no hay hemodiálisis, no hay hemodinamia para cuadros cardiológicos de urgencia”, sostuvieron.

Cuentan con solo 2 anestesiólogos y 3 traumatólogos, no hay terapistas. Hay 3 albergues en los que se hicieron hisopados y en 15 días aún no llegan. “No se hace protocolo prequirúrgico y se les da prioridad a brasileños, no a los médicos en cuanto a asistencia. Existe una necesidad extrema de personal de blanco”, expresa el informe del CPM.

“Acá la gente sabe que va morir. Les pido de corazón por mis hijos que nos ayuden. Hace 20 años siempre fue lo mismo”, insistió uno de los médicos denunciantes.

Actualmente hay 56 casos confirmados en Canindeyú. “Falta personal de limpieza contratado por el Ministerio de salud, se completan con limpiadoras de otras instituciones, tanto la gobernación como la municipalidad se encargan de compras de equipamientos médicos, monitores, camillas, aspiradores”, aclaró.

Afirmó que la gobernación contribuyó con un bloque nuevo y compró respiradores. Pero falta mucho más personal de blanco y servicios generales. “Si pretendemos ampliar para la implementación de UTI adulto y niños, falta todo lo que implica en cuanto a complejidad se refiere”, señaló.

PJC, con retraso en resultados

“Hay retrasos de 12 a 15 días para los resultados de hisopado”, explicaron. En este caso, el IPS se unió al MSP, por lo que cuentan con 12 camas de clínica médica, 6 camas para respiratorio, 14 en polivalente, 5 respiratorio en área polivalente, 5 intensivistas y 16 médicos en total que cubren el IPS y el Hospital Regional. “Hay insumos solo para un mes”, puntualizaron.

Hospital Central del IPS: 100% de uso de terapia

En cuanto al Hospital Central del IPS, existe un 100% de uso de las terapias y hay equipos limitados. “IPS es un gigante dormido, se quedó en el tiempo, cuando esto explote, no sé qué va pasar”, indicaron los médicos.

Foto: Alberto Jara.

San Pedro II Región Sanitaria

En San Pedro, para una población 450.000 habitantes cuentan con 4 camas de terapia intensiva para adultos, lo que equivale 0.9 camas por 110.000 habitantes. En cuanto a la cama para neonatal, hay 4 camas de terapia, también equivalentes a 0.9 camas por 110.000 habitantes.

“Contamos con 0 camas de terapia intensiva pediátrica, 0 camas por 100.000 habitantes. Así también, se necesitan recursos humanos como intensivistas, clínicos, pediatras, ginecoobstetras, anestesiólogos pediátricos y cirujanos pediátricos”, dijeron.

El informe del Círculo Paraguayo de Médicos resalta que durante la actual gestión ante el COVID-19 de Salud Pública, de los 783 médicos contratados, para San Pedro (según web del MSP) solo fueron destinados 18 médicos, de ellos 5 especialistas.

“Específicamente la UTIA del Hospital de Santa Rosa necesita para su fortalecimiento 5 intensivistas y 12 enfermeras. La II Región Sanitaria y el Hospital General de Santa Rosa no recibió ninguno de los equipos biomédicos que informa el MSPyBS como destinados al fortalecimiento de terapias, urgencias y salas de internación”, manifiesta.

En cuanto a equipos biomédicos, ni la región ni el hospital general recibieron. “Tenemos necesidades de respiradores, camas, monitores, bombas de infusión para jeringas, bombas de infusión volumétricas, incubadoras, cunas térmicas, ecógrafos, electrocardiógrafos y máquinas de anestesia”.

En cuanto a insumos, necesitan catéteres de aspiración, tramos de conexión de respiradores, remedios que faltan: Midazolam, Noradrenalina, Dobutamina, Rocuronio, Atb y bioseguridad insuficiente. Además faltan saturómetros neonatales, tubos endotraqueales 2.5.; 3 y 3.5; catéter para onfalo, Catéter epicutaneos y surfactante.

De esta forma, los propios médicos revelaron las carencias que existen dentro de cada localidad. “Este viernes, volveremos a reunirnos con otro grupo de médicos para actualizar la lista”, dijo Meza. No descartó que las necesidades aumenten.

Relacionado: COVID-19: de los 4.043 casos activos, el 40% corresponde a Asunción y Central

Dejanos tu comentario

7H

¿Qué medida se debe tomar ante la gran cantidad de personas que retornan de sus vacaciones en el extranjero?

Click para votar