Bernardo Ojeda es un trabajador padre de familia que se encuentra entre los 5.384 pacientes recuperados de COVID-19 en el país. El hombre dejó su testimonio luego de estar varios días internado en el Hospital Integrado Respiratorio de Ciudad del Este, Alto Paraná, donde padeció los terribles síntomas de la enfermedad, aislado de sus afectos, durante seis días que no olvidará en su vida.

“Apenas pude llegar. Estuve 5 días con oxígeno, aislado, solo tenía contacto con mi familia a través del teléfono celular. A dos metros tenía el baño, sacaba el oxígeno, daba dos pasos y me quedaba sin respiración. Era imposible llegar al baño sin oxígeno”, afirmó Ojeda.

Relató que los médicos solamente una vez mantenían contacto con su esposa para dar noticias sobre su estado y que el primer informe médico indicaba que podría ingresar a terapia intensiva. Alertaba a que se preparen para ese difícil momento. Por fortuna, no fue necesario que pase a cuidados intensivos; sin embargo, manifiesta que sufrió momentos terribles durante su permanencia en el centro asistencial.

Lea también: Trabajadores del Hospital de Trauma exigen pago de gratificación por COVID-19

“Esto es invisible, pero es verdad”

“Tengo un neumólogo que me pidió que me haga una tomografía de los pulmones, con ese resultado fui y después prácticamente en silla de ruedas me derivaron al hospital, ya no podía respirar. Fue muy difícil, podemos llamarle una victoria, pero fue muy desagradable. Les pido que tomen consciencia. Esto es invisible, pero es verdad”, expresó Ojeda entre lágrimas, en contacto con el canal Telefuturo.

Visiblemente emocionado recordó la muerte de su suegra ocurrida hace seis meses y que en el peor momento rogó que le ayude a continuar con vida. Mencionó que el virus atacó sus pulmones, padeció fiebre, pero no perdió el gusto ni el olfato.

Pasado varios días logró recuperarse hasta obtener su alta médica hace 8 días por parte de Décima Región Sanitaria. “Fue muy doloroso, le pedí por favor para que me deje cumplir un ciclo de cuidar a mi hijo y mi familia”, aseguró Ojeda.

El hombre fue internado durante 6 días en el hospital de referencia de Alto Paraná que se encuentra al límite de su capacidad actualmente. Relató que recién al quinto día le retiraron el oxígeno y a partir de ahí logró una franca recuperación. Alentó a los jóvenes a cumplir con las medidas sanitarias, pero que se cuiden para no contagiar a adultos mayores. “En sus casas conviven con sus padres y abuelos, que no creo que pase esta difícil situación en la cual yo he caído”, explicó.

Lea además: Confirman caso positivo de COVID-19 en Municipalidad de Villa Elisa

Lamentó que también su esposa e hijo se contagiaron con la enfermedad, pero agradeció que ambos solamente manifestaron síntomas leves. Asimismo, agradeció que en su lugar de trabajo ninguna persona contrajo el virus y manifestó que su caso fue un contagio sin nexo.

“Tuvimos respaldo de la familia, somos conscientes de la enfermedad, en mi familia somos 3, nos aislamos totalmente de todos los parientes y amigos. He tenido mi alta médica sin tener mi resultado de hisopado, recién este lunes obtuve el resultado positivo. Gracias a Dios no tengo ninguna enfermedad de base”, explicó.

El Ministerio de Salud Pública informó que se llegó a 8.018 casos positivos de COVID-19 desde el brote del virus en el país, 2.541 son activos, 93 fallecidos y 5.384 pacientes recuperados. En tanto que en el departamento de Alto Paraná se alcanzó 2.993 positivos en total y suman 2.194 recuperados.

Dejanos tu comentario

11H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar