Un automovilista denunció que tras tomarse la prueba de alcotest de resultado rápido dio un falso positivo durante un control en rutas, al que fue sometido por parte de inspectores de la Patrulla Caminera este fin de semana. El afectado pidió una segunda prueba con otro aparato que arrojó resultado negativo y argumentó ante los inspectores que no ingiere bebidas alcohólicas.

A raíz de esta situación, el director de la institución, Luis Christ Jacobs, defendió el procedimiento y el test rápido, cuyo resultado demora entre 3 a 4 segundos. Señaló que se utiliza para no hacer perder el tiempo al conductor.

Según la denuncia, este aparato mide incluso la existencia de alcohol en el interior del vehículo, hecho que generó polémica entre los automovilistas.

Lea también: Línea 154 registra caídas intermitentes y agendar test de COVID-19 demora 4 días

La discusión sobre la utilización del aparato en tiempos de COVID-19 llegó hasta el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN), que recomienda a la Caminera no utilizar los test rápidos para detectar alcohol en las personas, a fin de no contar con falsos positivos.

Esta institución se encarga de calibrar y aprobar los aparatos utilizados por los inspectores de la Caminera en los controles ruteros realizados en todo el país. La directora del INTN, Lira Giménez, manifestó que se deben utilizar solamente los alcoholímetros de resultado definitivo para no generar controversias entre ciudadanos e inspectores.

“El test rápido percibe el alcohol que incluso existe en el aire. La recomendación es que no utilicen ese aparato porque estamos llenos de alcohol por la pandemia. Nuestras manos están llenas de alcohol, nos ponemos hasta en la cara. Nuestra recomendación es que se deje de utilizar totalmente, porque va a seguir dando falsos positivos”, afirmó Giménez en contacto con 1020 AM.

Lea además: Asunción y Central pueden ser peor que Alto Paraná por inconsciencia, advierte exministro

Señalan que si el conductor afectado utilizó alcohol en gel o sanitizante para la desinfección de las manos, lo que es una práctica frecuente de toda la ciudadanía para mitigar riesgos de contagios del COVID-19, incluso enjuage bucal, estos pueden afectar los resultado de los test de resultado rápido.

La Dirección Nacional de la Patrulla Caminera sacó de circulación a 308 conductores alcoholizados, de un total de 3.375 alcotest efectuados, mediante controles realizados en todo el territorio nacional. Lo iniciaron el domingo 2 y culminaron el día sábado 8 de agosto del corriente año. En este sentido, solo en el departamento Central se registraron 225 individuos que no pasaron la prueba del alcoholímetro.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar