Asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS) denunciaron discriminación por la vestimenta con la que acudían para utilizar los servicios en el Hospital Central. Se les prohíbe la entrada si es que llevaban pantalones cortos o camisas musculosas. Desde la entidad señalan que es una nueva exigencia en tiempos de COVID-19 acudir bien vestidos a los hospitales.

Al respecto, Vicente Ruiz Pérez, gerente de Salud del IPS, confirmó que la medida se ajusta al código de vestimenta en los centros asistenciales de la previsional que se encuentra vigente.

En comunicación con 1000 AM, el alto funcionario señaló que la decisión se da en un “contexto de educación”. “El modo COVID es un buen tiempo y momento para reeducarnos en algo que era una falta en varios centros asistenciales del IPS”, dijo.

Afiche que fue puesto en hospitales del IPS que alerta sobre la nueva disposición. Varios asegurados quedaron fuera, sin poder llegar a sus consultas y respectivos estudios. Foto: Gentileza.

Recordó que en el Hospital Geriátrico del IPS desde el 2012 se encuentra vigente la prohibición de ingreso con equipos de tereré, ir en zapatillas, musculosas, shorts, como vestimenta. “Desde hace rato ya se prohíbe eso y la gente cumple”, aseveró.

En ese sentido, dijo que ahora el objetivo es extender las mismas exigencias a todos los hospitales de la previsional. “Así como te vas a la misa o a la iglesia bien vestido, andate al IPS. No pedimos que se vayan con traje, con corbata. Pero no con una musculosa, con la axila descubierta todo sudorosa. Tampoco con zapatillas. No es la forma de visitar un hospital donde hay muchas infecciones, mucha contaminación, donde hay enfermos sensibles”, declaró.

Podés leer: Asegurado de IPS es convocado para cirugía tras publicación de La Nación

Disminuyeron las infecciones

El Dr. Pérez consideró que uno siempre debe educarse e indicó que ahora es “muy buen momento. “Así como el personal médico también se está educando, no solo el ciudadano. Ahora el médico se lava las manos al ingresar. De esta manera, han disminuido las infecciones nosocomiales. Desde que el médico empezó a lavarse las manos hay menos infecciones, no de COVID, sino de otras patologías que a nosotros nos afectaban año tras año”, afirmó.

Por último, reconoció que en nuestro país se sufre de temperaturas calurosas, incluso en invierno, y que la utilización de cierta vestimenta puede resultar cómoda. Sin embargo, aseveró que no son para acudir a un centro médico.

“Todos estamos siendo educados, entonces le pedimos al asegurado no llevar tereré, no comer empanada dentro del recinto del hospital. Pedimos ir bien vestidos, no usar ropa muy descubierta. Es cierto, hace calor, pero una musculosa no”, concluyó de forma tajante.

Dale lectura: COVID-19: Ni el presidente cumple con las recomendaciones de Salud


Dejanos tu comentario

10H

Los casos de Dengue en el país van en aumento. ¿Usted qué hace para evitar la propagación?

Click para votar