Luis Argaña, director de Medio Ambiente de la municipalidad de Limpio, confirmó a la radio 650 AM que la contaminación de la laguna Cerro se inició a mediados de abril del presente año, en coincidencia con el arranque de las actividades de la fábrica Waltrading SA.

“El daño ya está hecho”, dijo Argaña, tras lo cual estimó en diez años el tiempo que necesitará la laguna para recuperarse, “salvo que se haga algún trabajo hidráulico como corresponde, por ejemplo, extraer toda la parte líquida, así como el fondo de la laguna, pero se necesitaría contratar consultoras y pedir asistencia a biólogos, porque el daño ocasionado es tremendo”, dijo.

El funcionario municipal confirmó que, a mediados de mayo, ya habían comunicado de la situación al Mades, pero que la burocracia para estos procedimientos hizo que se prolongara la intervención. Ante el reclamo del motivo de la demora en realizar la denuncia, Argaña invitó a pasar por la municipalidad para comprobar que ni bien la empresa inició sus actividades en abril, ellos ya observaron la situación y actuaron en consecuencia, pero que lastimosamente ellos “no son la Policía Nacional como para ir a allanar el establecimiento”.

Te puede interesar: Impunidad ambiental: laguna en Limpio se tiñe de rojo y su ecosistema agoniza

La laguna Cerro es un lugar donde los pobladores de la zona realizan actividades como pesca y además es un lugar para disfrutar en familia y en contacto pleno con la naturaleza. La fábrica en cuestión produce alimentos para mascotas, trabajan con materia prima como cuero vacuno que al mezclarse con potentes químicos son capaces de generar materiales pesados, por lo que sería necesario realizar el desagote total y la posterior limpieza del lecho de la laguna.

“Antes que cualquier empresa inicie sus actividades, nosotros vamos y verificamos su planta de tratamiento. Es por eso que esta empresa solo trabajó tres meses. Nos encontramos con estos brasileños, hijos de su madre (sic), que mataron todo lo que había allí en tan poco tiempo. Ha desaparecido toda especie ictícola, capaz que solo queden microbios y esperamos que esto sea una lección para todos. Hoy, todas las empresas deben poder tener estudios de impacto ambiental antes de comenzar a operar y eso debe ser una política de Estado”, sostuvo.

El técnico ambiental municipal espera que la empresa brasileña se haga cargo del daño a la laguna que tiene una extensión de al menos una hectárea, paliando en parte la necesidad de agua para el ganado vacuno que bebía en la laguna, colocando abrevaderos. “La única solución es el desagote, pero es un proyecto largo y no va a ser de bajo costo”, finalizó.

Leé también: Barco con aceite contaminado amenaza las playas turísticas de Encarnación

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar