Una de las mujeres que sin dudas ha revolucionado la presencia femenina en los altos mandos empresariales es Carina Daher, reconocida empresaria que dirige uno de los gremios más productivos del país, el sector de la maquila.

Aferrada a sus principios y objetivos, está dispuesta a seguir los planes, las estrategias, los conocimientos, sus intuiciones y sobre todo, mantener los valores y los códigos éticos para así llegar a lo que ella define como el éxito.

Daher va por el tercer período como presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay, gremio que aglutina a industriales maquiladores y a prestadores de servicios como socios adherentes.

Además, es presidenta de Working Paraguay SRL, empresa dedicada a la comercialización de indumentarias para protección personal e industrial y también se desempeña como representante legal, interinstitucional y encargada comercial de la empresa Sancay SRL, empresa maquiladora con matriz norteamericana dedicada a la producción y fabricación de masticables para perros.

Te puede interesar: Mujer destacada: la joven exministra que marcó un antes y un después en la cartera de Gobierno

Su inicio como profesional

Se graduó como licenciada en comercio internacional y economía en California, Estados Unidos. Retornó a Paraguay luego de 12 años ya con 2 hijos; pudo reorganizarse para terminar la maestría en administración de negocios, donde volvió a florecer su pasión por la industria y la producción. Desde niña, gracias a las influencias de su padre, se dio su inclinación hacia el proceso de transformación de la materia prima a un producto terminado. Y por el lado materno, fue persuadida comercialmente por su madre, quien tuvo una juventud multifacética que le permitió siempre hacerse cargo sola de sus dos hijos.

Comentó, con mucha emoción, que a los 8 años pidió un préstamo a su madre para comprar jugos frutales en polvo para venderlos en bolsitas. Pronto fue conocida en su barrio por ese emprendimiento, donde sus ingresos permitieron que pudiera comprar sus propios útiles escolares.

Desafíos

Carina Daher explicó que el desafío en lo personal es con el tiempo, para cumplir con los hijos, el cónyuge, los compromisos laborales y gremiales, es un constante malabarismo, define.

En lo profesional debe estar en constante adiestramiento y capacitación para estar en la vanguardia y con espíritu innovador.

“Lo que nos aventaja es que para muchos de esos menesteres y a la hora de tomar decisiones, las mujeres tenemos una gran aliada llamada ‘intuición’. Las mujeres llevamos una carga más pesada porque estamos en constante testeo y a la vez, se espera mucho más de nuestro desempeño”, expresó la empresaria.

Como mujer y profesional, promociona el liderazgo democrático donde todos pueden expresarse y juntos consensuar la mejor opción o estrategia para alcanzar los objetivos de la empresa.

Su filosofía sobre el éxito

Nuestra mujer destacada de la semana tiene bien claro que para alcanzar el éxito profesional se deben mantener valores y códigos éticos que fortalecen el interior y la percepción exterior en el entorno del individuo. Esa filosofía lo complementa con ejercitar el orden y la responsabilidad en pos de la meta trazada. Además, la participación de los miembros del equipo es primordial, por lo que se debe escuchar a todos los colaboradores.

Su filosofía del éxito la complementa con ejercitar el orden y la responsabilidad en pos de la meta trazada. Foto: Gentileza.

Vocación de servicio y la política

Con una convicción explicó que tiene vocación de servicio y eso desemboca en hacer política desde el sector privado, apoyando las promociones del Gobierno para atracciones de inversión, así como también como lo ha organizado por su cuenta y peleado por posicionar a la industria paraguaya en varias ocasiones durante los últimos 4 gobiernos que ya vivió en Paraguay.

“No creo que pueda pertenecer ni permanecer en un ambiente corrupto al que yo fervientemente critico y mucho menos soportar imposiciones que en esos cargos están altamente ligados”, afirmó la empresaria.

Su mensaje

Suspirando y luego de una pausa, dijo que el éxito que llena el alma es intangible. El poder ir hasta el lugar de trabajo pensando que hará lo que uno ama hacer es vivir una vida exitosa. Agregó que es salud divina poder continuar trazando las metas y alcanzar objetivos. El apoyo de los seres queridos para sortear y afrontar dificultades es sin duda vivir con éxito, sostiene.

“Mi recomendación para las mujeres es que no dejen de involucrarse en lo que les apasiona y capacitarse siempre para no ceder lugares”, reflexionó.

Lee también: Mujer destacada: Sandra Quiñónez, la primera mujer al frente del Ministerio Público

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar