Desde la Cámara del Cáñamo Industrial del Paraguay (CCIP) salieron al paso de las acusaciones vertidas por la Cámara Nacional del Cannabis Industrial del Paraguay (Cannapy), otro gremio del mismo sector, que denunció un monopolio del cultivo del cáñamo.

Pablo Moreira, presidente del CCIP, comentó que el gremio a su cargo se encuentra correctamente constituido con todos los recaudos legales. Cuenta con la inscripción en los Registros Públicos y que, incluso, es integrante de la Asociación Latinoamericana de Cáñamo Industrial (Laiha, por sus siglas en inglés), asociación que nuclea a todas las empresas del sector.

Pablo Moreira, quien a la vez es vicepresidente de Laiha, comenta que en el mediano plazo el CCIP será reconocido por el mundo como representante del sector en Paraguay.

Podés leer: Aumentan casos de COVID-19 en Caaguazú: es el cuarto departamento con más contagiados

“Se realizó una carta, un documento dirigido a la Organización de Naciones Unidas (ONU), confeccionado por todas las asociaciones de cáñamo industrial del mundo, desde la canadiense, la europea, la norteamericana, china y latinoamericana. En ese documento que está por enviarse, aparece un párrafo en el que se menciona claramente que la Cámara de Cáñamo Industrial del Paraguay (CCIP) es la validada para participar de dicho documento. Gracias a eso, Paraguay ya está incluido ahora en el mundo, donde se indica además que está habilitada por decreto por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Instituto Paraguayo de Tecnologías Agrarias (IPTA)”, refirió.

En ese sentido, manifestó que el CCIP tiene tres licencias para el cultivo de cáñamo, convirtiéndola en la única cámara con las reglamentaciones para trabajar.

Con relación a la Cannapy, Moreira explicó que una de las empresas que la componen tendrían problemas financieros y en ese marco, estarían intentando posicionarse en el negocio, pero de una “forma equivocada”.

“No es muy buena estrategia”, aseveró el industrial con respecto a las denuncias de Cannapy. Añadió además que las firmas agremiadas en esa asociación no tienen licencias para realizar cultivos porque aún no superaron todos los trámites exigidos por el MAG.

Podés leer: MAG “privatiza” cultivo de cáñamo en más de 300 hectáreas, denuncia Cannapy

Proyecto

Por otra parte, destacó que CCIP, a través de una de las empresas del gremio, lleva adelante un proyecto de siembra de cáñamo en unas 300 hectáreas en Capiibary, San Pedro. “Exclusivamente es un semillero. La idea es llegar al pequeño agricultor. Y para darle un semillero son esas hectáreas”, comentó.

Moreira también resaltó que el cáñamo podría considerarse como la planta más versátil del planeta. “Se puede usar en principio como alimento. Tiene proteínas, ácidos grasos esenciales. Por ejemplo, tiene más proteínas que la chía. Europeos y estadounidenses consumen las semillas. Por otra parte, el tallo de la planta es resistente. A nivel mundial se usa para hacer ropa, bioplásticos y biocombustibles”, detalló.

A nivel privado y en conjunto con la Universidad Nacional de Asunción (UNA), el gremialista indicó que se está desarrollando un estudio de captura de carbono de la planta. Es decir, se analiza cuánto carbono puede capturar tanto la planta como el suelo donde está plantado.

Cáñamo o cáñamo industrial es el nombre que reciben las variedades de la planta Cannabis y el nombre de la fibra que se obtiene de ellas, que tiene, entre otros, usos textiles, aceites, biocombustibles, celulosa, aplicaciones cosméticas, entre otros.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar