Las nuevas cárceles que se inaugurarán en el 2021 no llegarán a descomprimir totalmente el sistema penitenciario. Los centros reclusorios paliarán la superpoblación de reos en cierto porcentaje. Sin embargo, aún se registrará un déficit de plazas.

Las nuevas penitenciarías, actualmente bajo construcción, se encontrarán distribuidas de las siguientes formas: dos en el distrito de Emboscada y una en Minga Guazú. Se proyecta la habilitación oficial de las nuevas instalaciones en exactamente un año, contando desde la fecha, según informó el canal de televisión El Trece.

Estos nuevos penales aumentarán la capacidad del sistema en 3.920 plazas, lo que ayudaría a paliar el déficit en cierta graduación. No obstante, las autoridades penitenciarias estiman que todo esto no será suficiente para la descompresión total de las cárceles del país.

Hoy la población penitenciaria es de aproximadamente 14.800 personas, cuando las plazas existentes actualmente dan solo para 9.500.

“La pandemia nos permitió quitar del sistema más de mil personas y tenemos otra vez más de mil para ingresar. Eso significa que cuando pase la pandemia, probablemente va a ir creciendo igual la población, a menos que haya un cambio un poco drástico en lo que es el enfoque del Poder Judicial”, explicó la ministra de Justicia, Cecilia Pérez.

Según se publica en el material de El Trece, Pérez también sostuvo que no es solo una cuestión de la cartera a su cargo, ya que la construcción de nuevos centros penitenciarios dependerá también del enfoque que se dé con la aplicación de la prisión preventiva y, por ende, a cuántas personas más irán enviando dentro del sistema penitenciario.

Podés leer: Ministerio de Justicia desmiente explosión en muro de prisión de Concepción

Brote de COVID-19 en penal de CDE, controlado

El Ministerio de Salud y la cartera de Justicia confirmaron que el brote de COVID-19 en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, en el departamento del Alto Paraná, está cerrado y de este modo se levantó el bloqueo epidemiológico en el lugar.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, explicó que esto permite volver a reactivar las visitas sociales; sin embargo, existe disparidad de criterios en la población penitenciaria en general, pues lo que se reclama principalmente son las visitas íntimas.

En este sentido, la secretaria de Estado indicó que trabajan en un protocolo más exigente con el Ministerio de Salud. El mismo exigirá pruebas a las personas que vayan a ingresar a los penales y luego, la disposición de infraestructura para que los reclusos que reciban este tipo de visitas guarden aislamiento.

La titular de Justicia dijo que seguirán trabajando en esta posibilidad, pero que aún no hay determinación al respecto. Cabe recordar que en el penal de Ciudad del Este fallecieron dos agentes penitenciarios y un recluso por COVID–19.

Podés leer: Vuelco de camión de granos en Santa Rita deja solo daños materiales

Dejanos tu comentario

11H

El clan Ferreira fue beneficiado con prisión domiciliaria. ¿La decisión del juez fue correcta?

Click para votar