El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, señaló este jueves que desde el inicio de la pandemia se hicieron reingenierías para atender las otras afecciones, ya que no todo es COVID-19. Insistió en que la “batalla” se debe seguir fuera de los hospitales para evitar un colapso del sistema, aplicando los protocolos sanitarios.

“Nos preparamos por un tema de urgencia y separamos los hospitales entre respiratorios y polivalentes, con la mejoría del panorama epidemiológico tuvimos que hacer una reingeniería para todas las demás afecciones. Como hemos visto a nivel mundial, no hay un sistema de salud que se pueda preparar en un 100% para la demanda que pueda ejercer la pandemia”, explicó el ministro en entrevista con Universo 970 AM.

Te puede interesar: Paraguay llega a los 4.000 casos de COVID-19 con un fallecido y 183 nuevos contagiados

Sostuvo que las camas de terapia intensiva están aumentando de forma paulatina, pero es fundamental que la “pelea” contra el virus se siga manteniendo fuera de los hospitales, continuar con las medidas de distanciamiento, uso de tapabocas y el lavado de manos de forma constante para contener la propagación de la enfermedad.

Mazzoleni indicó que el pico no solo tiene que ver con el aumento de los casos o la velocidad de la propagación, sino también con el porcentaje de saturación del sistema de salud. A su criterio, los números de consultas son auspiciosos hasta el momento sobre las afecciones respiratorias, en comparación a años anteriores, al igual que las internaciones, independientemente a los casos de COVID-19.

Consultado sobre las publicaciones de los datos de las personas fallecidas a causa del virus, el secretario de Estado respondió que dichos reportes no son oficiales del Ministerio de Salud, pero reconoció que se debe cuidar mucho más el manejo de ciertas informaciones sensibles para que no tomen estado público, como viene sucediendo en los últimos días.

Podés leer: “Con los brazos abiertos” recibirá Mazzoleni a Russomando si desea regresar

“Estamos trabajando en enfatizar la necesidad de seguir con los controles de las enfermedades crónicas no transmisibles. El Ministerio de Salud implementó la modalidad de consulta virtual para áreas más sensibles”, agregó el ministro de Salud durante la entrevista.

De acuerdo con el último reporte del miércoles de la cartera sanitaria sobre el COVID-19, Paraguay llegó a los 4.000 casos confirmados desde el brote del virus en el país, 2.391 pacientes recuperados y 36 fallecidos, siendo 11 las víctimas fatales en una sola semana.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar