Una imputación fue finalmente formulada por el Ministerio Público esta semana en contra de los miembros del clan Ferreira por el intento de estafa al Estado paraguayo en la compra de insumos y equipos médicos.

Este esquema familiar que conformó empresas para lucrar a costas del dinero público ya estaba siendo denunciado en espacios de la radio Universo 970 AM y el canal GEN, así como en páginas impresas y digitales del diario La Nación, ya desde inicios del mes de abril de este año.

Las empresas de “maletín” que para entonces ya habían logrado varias licitaciones del Gobierno fueron citadas por primera vez en el programa “Dos en la Ciudad”, conducido por los periodistas Gustavo Velázquez y Clari Arias.

En su edición del 13 de abril, en el programa emitido por GEN y Universo 970 AM ya se destacaba que era el primer espacio mediático en hablar de los “nuevos ricos” que generó el COVID-19.

El periodista Clari Arias realizó una breve introducción sobre quién es Justo Ferreira, quien para entonces resultaba desconocido para la opinión pública en general. En ese sentido, mencionó que es un proveedor del Estado, pero específicamente del Ministerio de Salud Pública. Señaló que anteriormente era empleado de la firma Química Farmacéutica, pero más tarde fue despedido.

Leer también: Ya son 31 los fallecidos por COVID-19 y la situación se agrava en Paraguay

Los periodistas tomaron además la denuncia pública que realizó el diputado Carlos Rejala en sus redes sociales y confirmaron que Justo Ferreira tenía varias empresas a través de prestanombres y testaferros. Detallaron que su hija, Patricia Ferreira Pascottini, es dueña de Insumos Médicos SA y que su hijo, Marcelo Rubén Ferreira, es representante de Eurotec SA (firmas que acaparaban licitaciones de Salud).

Mencionaron además que el nombre de Justo Ferreira figuraba vinculado a varias firmas en el Portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, como Flower Solution SA, con 61 adjudicaciones, entre otras.

Por otra parte, contabilizaron que la firma Insumos Médicos SA cuenta con 126 adjudicaciones del Estado Paraguayo, cuya representante legal es su hija, Patricia Ferreira. En cuanto a la empresa Eurotec SA, señalaron que la misma cuenta con 94 adjudicaciones, con la misma dirección física que Insumos Médicos SA. En Eurotec SA, aparecía como representante Rubén Ferreira, hijo de Justo Ferreira.

Imputación

El Ministerio Público imputó este lunes al empresario Justo Ferreira, a su hija Patricia Ferreira y a otras cinco personas más por el caso de los insumos médicos chinos que intentaron comercializar al Estado en plena pandemia del COVID-19 y por los cuales habían recibido la suma de G. 17.000 millones de anticipo. Se solicitó prisión preventiva para todos los procesados.

“La Fiscalía Anticorrupción imputó a Justo Ferreira, Patricia Ferreira, Carlos Gamarra, Lauri Pohl, Guillermo Molinas, Gustavo Acosta y Mario Olmedo por los hechos de contrabando, producción de documento no auténtico y asociación criminal”, informó la Fiscalía en sus redes sociales.

Leer más: Tras polémica con test de futbolistas, renunció Russomando al laboratorio del Senacsa

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar