La doctora Graciela Russomando renunció a la coordinación del equipo de diagnóstico de COVID-19 del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). El motivo sería el procesamiento que se dio a las muestras de futbolistas que dieron positivo.

Alegó que la falta de ética y moral del Ministerio de Salud no le permiten continuar en el cargo. “La ética y la moral son más fuertes que las ganas de seguir apoyando a un Ministerio de Salud sin ética y sin moral”, sostuvo. “Quiero seguir durmiendo tranquila”, escribió en un mensaje que envió a sus compañeros de trabajo.

Lea más: Resultados de muestras de COVID-19 pueden ser diferentes según excreción viral, dice Salud

Por otra parte, aclaró que no tuvo ningún problema en el Senacsa, sobre el cual dijo que es una “institución que me abrió las puertas como profesional”. Aprovechó para despedirse de su equipo y agradecerle. La profesional se desempeñó como funcionaria del Estado por 34 años.

Sobre el procesamiento que se dio a las 32 muestras que dieron positivo en los futbolistas del Club 12 de Octubre, sostuvo en contacto con el canal Noticias Paraguay que cree que siempre fueron negativas y que las mismas muestras debían ser reanalizadas y no repetir los test.

Esta actitud que tomaron desde el Ministerio de Salud fue lo que molestó a la doctora y provocó su renuncia. Incluso mencionó que todo fue “un manejo político porque de técnicos se aplazaron”.

Nota relacionda: Ya son 31 los fallecidos por COVID-19 y la situación se agrava en Paraguay

Respuesta del ministro

Tras viralizarse la renuncia de la funcionaria del Senacsa, el ministro de Salud dio su total apoyo a los que hicieron las pruebas y dijo que “un colega ponga en duda su honorabilidad sin haber participado del proceso es la real falta de ética”.


Dejanos tu comentario

7H

¿La ciudadanía está preparada para volver a la normalidad, pero adaptada al modo COVID de vivir?

Click para votar