La Armada Paraguaya inició un sumario para determinar responsabilidades sobre los supuestos hechos de tortura de parte de marinos contra presuntos contrabandistas detenidos durante un operativo en el barrio San Miguel de Ciudad del Este, en la zona conocida como Kuwait, en Alto Paraná, durante la madrugada de ayer.

“Se abrió sumario, tenemos 200 personales, pero en el operativo estuvieron 10 aproximadamente. Entre 24 a 48 horas ya tendremos algunos informes, debemos verificar quiénes fueron las personas que ingresaron a las viviendas”, expresó el capitán José María Aguiar, vocero de la Armada Paraguaya.

Entre 10 a 15 militares serán también investigados por el Ministerio Público tras ser acusados de ingresar a varios domicilios de manera violenta y agredir a sus ocupantes, en su mayoría humildes familias de la zona, que nada tenían que ver con los presuntos contrabandistas que enfrentaban.

Lea más: Falleció el suboficial de Marina herido en tiroteo con contrabandistas

De acuerdo a José María Aguiar, vocero de la Armada Paraguaya, sus miembros pueden realizar detenciones ante la flagrancia del delito y puede actuar bajo la figura de policía fluvial; sin embargo, no pueden hacer uso de la fuerza de manera ilícita, hecho que será investigado por la Fiscalía. Hasta el momento, 4 menores de edad, de los 35 detenidos, fueron liberados.

“La violencia no está permitida bajo ningún sentido, no porque sea policía fluvial está facultada para hacerlo. La Armada cumple la función de policía fluvial y tiene potestad de entrar a las casas para realizar detenciones. No es aceptable la violencia, pero a veces somos movidos por la pasión, más allá de nuestra preparación”, afirmó Aguiar en contacto con 1000 AM.

El militar lamentó el fallecimiento del suboficial de Tercera Marina Marcos Agüero, de 23 años, quien recibió un proyectil de arma de fuego en la cabeza y cuyo autor se desconoce. “Todavía no se sabe el tipo de bala que mató al suboficial, pero es de grueso calibre. Nosotros tenemos permitido utilizar armas de calibre 5.56″, manifestó Aguiar.

El fiscal Édgar Torales señaló que se está ante un hecho de flagrancia, pero indicó que debe determinar si integrantes de la Armada Paraguaya pueden o no ingresar a viviendas a realizar detenciones. Asegura que preguntó a los militares afectados si ingresaron a precarias casas de la zona y respondieron que solo miraban lo que sucedía sin intervenir en los procedimientos.

Lea también: “El brote está en su etapa final” en la penitenciaría de Ciudad del Este

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar