Por Rocío Gómez

Este viernes 17 de julio, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) realizó la mayor incautación de drogas en lo que va del año. Aproximadamente 425 kilogramos de cocaína sellada en su estado más puro, marcada con el símbolo del conejo de Play Boy. Fue interceptada en una pista clandestina cuando estaba siendo cargada en una avioneta con destino a la Argentina. La cantidad de la droga equivale a más de 3 millones de dólares. Se sospecha que provenía de Bolivia y que Paraguay era solo ruta de tránsito, pero no se descarta que podría provenir de Colombia o Perú, los mayores productores de materia prima de cocaína.

El megaoperativo tuvo lugar en el distrito de Toro Pampa, en el departamento de Alto Paraguay, llevado a cabo por más de 15 agentes de la Senad de inteligencia sensitiva, de la Fiscalía de la Unidad Especializada en la lucha contra el Narcotráfico y con acompañamiento de la DEA. Los agentes antidrogas acamparon por tres días en un costado de la pista hasta el momento de dar con los narcotraficantes, enfrentando los insectos y animales salvajes, además del intenso clima chaqueño. Entre el francotirador y los militares de la Senad, se encontraban la fiscala a cargo, Elva Cáceres, junto con su secretaria fiscal.

Lea también: Político de la semana: Julio Mazzoleni, un capitán que no abandona su barco

A las 9:30 de este viernes, esperaron que empiecen a cargar la avioneta con los panes de droga para atropellar y detener a los involucrados. En medio del tiroteo, tres personas lograron huir en una camioneta, que todavía tenía la mitad de la carga y que fue abandonada a unos metros de la pista por la imposibilidad del terreno y por los impactos de bala que recibió.

Estas tres personas se internaron en el inhóspito monte chaqueño, mientras que otros tres fueron detenidos e identificados como Douglas da Silva (67), piloto brasileño; Braulio Daniel Sanabria, copiloto paraguayo, y Sergio Rotela, capataz paraguayo y coordinador de las llegadas. La pista bien trabajada y aplanada de más de 1.000 metros está ubicada en la estancia “La Ponderosa” y sería un centro de logística de narcotráfico internacional, donde se realizaban cargas y descargas de droga, y abastecimiento de combustible. Se dedujo esto debido a la gran cantidad de bidones de nafta incautados junto a la cocaína.

Los detenidos se exponen a 10 años e incluso hasta 25 años de cárcel por tráfico internacional de droga y tenencia. La cocaína será destruida frente al juez, la fiscala y los detenidos, luego de ser nuevamente pesada y comparada con los datos recabados en el acta fiscal.

Lea también: Caso Imedic: declaran rebeldía y ordenan captura de directivos

Dejanos tu comentario

6H

¿La ciudadanía está preparada para volver a la normalidad, pero adaptada al modo COVID de vivir?

Click para votar