El titular del Instituto Nacional recomienda seguir con las medidas de bioseguridad pese al avance de la fase. Avanzar de fase no significa que hemos ganado la batalla contra el COVID-19; al contrario, es para aprender a convivir con el virus mediante el apego a las medidas de bioseguridad, como el lavado constante de manos, distanciamiento y el uso de tapabocas. Esto aseguraría que el sistema sanitario no colapse como sucede en otros países, si avanzamos de fase en estas circunstancias, según el Dr. Felipe González, director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram), habrá un contagio masivo y rápido.

El Dr. González fue entrevistado a tempranas horas de hoy domingo por canal GEN. Habló sobre la situación del Ineram frente al COVID-19. “Es un día de descanso todavía, nos vamos preparando –el personal de salud– sabiendo de que esto va a cambiar y los días de descanso van a pasar a ser un recuerdo, porque los casos van a ir en aumento”, fue el pronóstico desalentador que dio el titular del Ineram, principal asiento del COVID-19 para su tratamiento.

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), Felipe González. Foto: Gentileza.

Relacionado: COVID-19 se cobra otra vida en Paraguay, suman 20 los fallecidos

Gran Asunción preocupa

El doctor continuó diciendo que la preocupación ahora es la circulación del virus a nivel comunitario en la Gran Asunción. “Ya vemos que hay una circulación comunitaria preocupante en varias áreas de la Gran Asunción. Recorriendo esas áreas pudimos ver un relajamiento de la ciudadanía, la gente no está siguiendo las medidas que son solicitadas por todos los canales de los diversos promotores de salud”, lamentó.

Asimismo, recordó que para mitigar la propagación se deben cumplir las medidas de distanciamiento, el uso de tapabocas y el lavado frecuente de manos. “No estamos viendo que se respeten las medidas en el área de la Gran Asunción; al contrario, desde allí está empezando a venir “sin nexos” que van en aumento y eso es muy preocupante”, resaltó.

En el Ineram ¿cómo están protegiendo a los médicos con el tema de los trajes, los insumos?

Manifestó que si bien hay un movimiento lento, no exagerado en el instituto, prácticamente todas las áreas están yendo en aumento.

“Las estancias de camas están en un 40 a 50% de ocupación. En el hospital viejo –porque contamos ya hoy con uno nuevo también– se tiene un volumen de pacientes crónicos internados con una estancia de ocupación superior al 70%. Esa es una realidad de los cuadros crónicos, se han ido agudizando producto del cambio climático que hemos tenido en la última semana. A esto se suma, lógicamente, los casos de COVID-19 positivo que van viniendo de diferentes zonas de la Gran Asunción”, precisó.

Relacionado: New York Times destaca claves de Paraguay para sobresalir en la lucha contra el COVID-19

Respecto al contagio del personal de blanco resaltó: “A Dios gracias, no tenemos ningún contagiado, gracias a las medidas de prevención que van a mitigar esa circulación que hay, que probablemente a la juventud no le ataque de igual forma a aquellos que tienen co-morbilidades de una manera muy diferente”, indicó.

¿Cómo ve el ánimo del personal de blanco en el Ineram?

“No podemos hablar de que todo es normal. Hay gente que tiene un carácter y que está preparada, que sigue con el ánimo en alto porque esta es una batalla a muy largo plazo y juega en el personal de blanco una pasada bastante difícil, porque todos tenemos familia, todos queremos llegar a nuestras casas y el hecho de empezar los aumentos de casos y el uso masivo de equipos de protección en los diferentes hospitales nos preguntamos lo que se preguntan diariamente ustedes,¿será que vamos a poder sostener lo que hoy tenemos?”, lamentó el profesional.

Relacionado: Fallece paciente de 18 años por COVID-19 en el Ineram

Es así que González insistió que la ciudadanía siga apegada a las medidas de bioseguridad, vitales para el combate al COVID-19. Reconoció la deficiencia de los hospitales, pese a que con la contingencia se ha ido equipando, no se llegó a todo el territorio nacional.

¿Ya se dieron casos de que el personal de blanco tuvo que ir a cuarentena a raíz de esta situación?

“Si bien muchos de los personales, hoy casi 1.000 que están trabajando en el Ineram, dieron negativo a los test. Estos están también en otros hospitales y esa fue una de las mayores preocupaciones. El hecho de los empleos múltiples. Nosotros podemos protegerles en el hospital, pero no sabemos cómo están protegidos en los otros hospitales, pero no han habido contagios del personal hasta el día de hoy”, indicó.

Aseguró que se realizan controles de manera periódica al personal de blanco, incluso a los administrativos, y todos dieron negativo en el Ineram.

Relacionado: Médica referente en la lucha contra el COVID-19 celebra cumpleaños trabajando

¿Cómo es el día a día con ustedes, considerando que ponen en riesgo sus vidas y la de sus familias?

González manifestó que los trabajadores del área de terapia intensiva optaron por dejar de convivir con su familia, mudándose incluso en otros lugares para evitar el contagio. “Los intensivistas optaron por mudarse a otros lugares, no tener contacto con sus familias por miedo al contagio. A medida de que vayamos pasando de fase no quiere decir que hemos vencido a la pandemia del COVID-19; al contrario, nos estamos exponiendo a contagios masivos, por eso las medidas deben ser más firmes”, reiteró.

“A partir de ahora si avanzamos de fase puede ser muy rápido el contagio. Recibimos videos de colegas de otros países que nos mandan lo que es la realidad de ellos, por no haber hecho lo que nosotros hicimos al principio y cómo se encuentran saturados, incluso sin tapabocas, sin nada ya para hacer frente y han tirado la toalla”, finalizó.

Relacionado: Paciente con COVID-19 viajó a Roque González para guardar cuarentena, dice médico


Dejanos tu comentario

11H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar