Tras la activación de la fase 3 de la cuarentena inteligente, aumentaron las denuncias vecinales por aglomeración de gente en ciertos locales comerciales como bodegas, comedores y almacenes, que en su mayoría cuentan con tragamonedas.

En esta oportunidad, vecinos del barrio San Blas de Mariano Roque Alonso, considerada una de las ciudades con más casos de COVID-19, denuncian que el local comercial conocido como “Punto de Encuentro” aglomera gran cantidad de gente por los famosos tragamonedas.

“Es increíble la cantidad de gente que se junta, hay niños que vienen con sus padres para poder utilizar los tragamonedas y están hasta altas horas de la noche”, resaltó una vecina del lugar.

Agregó que se trata de tres salones comerciales. En uno funciona la despensa, donde también venden almuerzos, y en otros dos salones funcionan los juegos de azar. “Viene gente de todos lados para jugar, desde el mediodía es increíble la cantidad de gente que hay, porque llegan para comer y ya se quedan”, afirmó la denunciante.

Manifestó que la despensa está a cargo de la dueña de todos los salones y que la fachada es la despensa, pero que los clientes después pasan a los tragamonedas que están en los depósitos.

“Lo increíble es que hay una pareja joven que viene todos los días, una mujer embarazada con su pequeño de unos 2 años y su marido, el niño recorre entre la cantidad de personas y es preocupante”, ratificó.

Mariano Roque Alonso. Foto: Archivo.

Resaltó que cerca tiene un asentamiento que quedó en cuarentena tras detectarse a algunas personas con el virus y muchos de los clientes vienen de esa zona. “Especialmente trabajadores de la pollería que está pegado al asentamiento, anteriormente venían todos los días para almorzar, pero hace unos días ya no aparecen”.

Sostuvo que están muy preocupados, ya que muchas familias van a la despensa por ser la única de la zona, además recibe pagos mediante Pytyvõ y se están exponiendo. “La almacenera ni siquiera usa tapabocas y al instalar los tragamonedas expone a todo el barrio”, dijo.

Te puede interesar: Médico irresponsable: más de 60 personas de tres departamentos están en cuarentena

Denuncias al 911 quedan al aire

Así también, denunció que desde las 6:00, frente al local se instaló un adulto mayor de unos 75 años para vender remedios, mate y tereré. “Este señor está muy enfermo con una tos muy fuerte. Es preocupante su situación”.

Foto: Archivo.

Aclaró que la despensa cierra a las 21:00, pero que el local de tragamonedas queda a cargo del sobrino de la señora, que vende asaditos hasta pasada la medianoche. “La señora cierra y viene su sobrino que vende asaditos y bebidas alcohólicas durante toda la noche. Horario en que es imposible dormir porque gritan, toman y se drogan”, puntualizó.

Agregó que ya llamaron al sistema de 911, que les toma las denuncias, pero que finalmente quedan en la nada, más ahora que la Comisaría Décima está de cuarentena porque un agente dio positivo al coronavirus.

Lea también: HC Innovations traerá al país desinfectante mata virus creado por Universidad Hebrea

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar