Con gran concurrencia de fieles católicos se desarrolló el auto misa “Fiesta del Señor” en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi. Durante el mismo elevaron una oración por el fin del COVID-19, que empieza a afectar fuertemente al país. El encuentro fue organizado por la Arquidiócesis de Asunción y arrancó a las 8:00, con una celebración eucarística en el estacionamiento de la terminal aérea en la ciudad de Luque.

La ceremonia religiosa se realizó en formato de auto misa, lo que permitió mayor cantidad de fieles. Según datos oficiales, el aeropuerto cuenta con capacidad para unos 600 vehículos en el lugar y pueden participar hasta 4 personas por móvil.

Foto: Pánfilo Leguizamón.

“Desde la arquidiócesis vemos necesaria esta fiesta, para ofrecer la misa a quienes tras varios meses de espera no lograron participar aún de ninguna, ya que diariamente se ve afectada la participación de varios fieles, por la cantidad de personas permitidas según el protocolo que establece el Gobierno Nacional para las ceremonias religiosas, en la fase 3 de la cuarentena inteligente”, expresaron en un boletín difundido por la Arquidiócesis de Asunción.

Nota relacionada: Automisa: más opciones para que católicos participen de la eucaristía

Homilía

Durante la homilía, monseñor Edmundo Valenzuela lamentó y repudió todo tipo de violencia hacia la mujer, así como el abuso hacia menores con relación al caso de la niña de 11 años que dio a luz.

“Es un crimen. Pero eso no justifica, como algunos proponen, el aborto en tales circunstancias de violación. Eso sería más inhumano aún, pues la violencia del aborto es una violencia fatal y criminal. Tal vez solo los abusadores o los victimarios asesinos querrán esconder su crimen, con otro crimen”, afirmó.

Foto: Pánfilo Leguizamón.

Destacó que hace falta una reforma moral del Estado, aseguró que el Paraguay tiene un alto porcentaje de católicos, pero que cuando algunos asumen una responsabilidad política o social, se olvidan de su fe, no dan testimonio de ella, dan la espalda a Dios y a la iglesia católica.

“Claramente se interesan de su pueblo solo para corromper conciencias pidiendo votos. Ellos prefieren guardar fidelidad a este mundo de la apariencia, de la hipocresía y de la producción y del consumo, que convierten todo en mercancía, en inequidad, y a hasta destruyendo sin medida la naturaleza y las familias”, ratificó.

Puede interesarte: Arquidiócesis de Asunción difunde protocolo de ingreso a celebraciones eucarísticas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar