La directora de Promoción de la Salud, Adriana Amarilla, señaló este sábado que no se puede hablar en estos momentos de un aplanamieto de la curva de contagio porque los casos van en aumento. Destacó que con la apertura de las fronteras se podría dar un efecto rebote.

“No se puede hablar de un aplanamiento porque los casos van en aumento. Tratamos siempre de disminuir la altura del pico de casos”, explicó la doctora en entrevista con canal Trece.

Sostuvo que el riesgo de contagio siempre va a existir en una pandemia porque no hay vacunas y la única opción es el cuidado con las medidas sanitarias, como el lavado de manos, uso de tapabocas y el distanciamiento físico.

Te puede interesar: COVID-19: Paraguay tiene la posición más favorable en la región

Podés leer: Alto Paraná, con la curva elevada drásticamente

Mencionó que una situación preocupante es la posible apertura de las fronteras, ya que se podría dar un rebote del COVID-19 y más aún con el tema de comercio, que facilitaría el contagio por las promociones que se tendrían, buscando salir de la crisis.

“A mí me preocuparía, una vez que se abren las fronteras, los posibles rebotes. Pero hay que buscar siempre oportunidades, puede ser el momento del turismo interno, por ejemplo. Mi expectativa es pasar el invierno porque existen otras enfermedades”, agregó.

Señaló también que hay mucho estrés de la ciudadanía, pero una vez que pase el invierno podrían mermar los casos y de forma paulatina retomar a la normalidad, dependiendo también del comportamiento del virus a nivel regional.

Nota relacionada: Ayolas: 35 funcionarios de hospital y 3 familias en cuarentena preventiva

En su momento, Paraguay y Brasil llegaron a un acuerdo, abrir las fronteras cuando estén dadas las condiciones, y siempre y cuando los presidentes autoricen, Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar