Un líder religioso fue detenido días pasados por presunto abuso y coacción sexual. Hasta el momento son 10 las denuncias concretas en su contra ante el Ministerio Público, pero serían más. El hombre es acusado de “valerse” de su condición de discapacidad para ganarse la confianza de sus potenciales víctimas y luego someterlas.

De acuerdo al relato de algunas víctimas del líder religioso, identificado como Víctor González, para el canal GEN, el hombre se hacía pasar como “el elegido por Dios” porque lee mucho la Biblia y mediante su alta capacidad de interpretación de la sagrada escritura le resultaba más fácil engañar a la gente.

Según el testimonio de las denunciantes, cuyos nombres se omiten por disposición del Código de la Niñez y la Adolescencia, el hombre “hacía sentir lástima” a sus potenciales víctimas. También pedía que se realicen actividades benéficas para él y se quedaba con toda la recaudación.

Te puede interesar: Detienen a líder religioso que habría abusado de 20 personas: “Se hacía pasar por Dios”

“Iban a moteles de Lambaré y las adolescentes pagaban todo, el uber, el taxi, víveres, todo lo que se había abonar”, manifestó la fiscala Teresita Torres al canal GEN.

Incluso, González decía que sufría de cáncer y estaba en sus últimos días para someter a sus víctimas, la mayoría adolescentes. El denunciado vive en la casa de su madre, hoy día ya fallecida, en la ciudad de Lambaré, y era enfermera. Al tener turno los fines de semana en los hospitales, usaba también la vivienda para los presuntos abusos sexuales.

Organizaba varios grupos juveniles y los fines de semana invitada a las adolescentes a ciertas actividades en su domicilio, luego pedía a las víctimas que se queden a dormir con él, con la excusa de tener miedo a convulsiones por su enfermedad, supuesto cáncer en estado terminal.

El padre Osvaldo Duarte, provincial de los redentoristas, mencionó que González y su grupo juvenil hacían servicios “admirables” en las iglesias, como visitas a las casas, ayuda al prójimo, jornadas religiosas con la gente y retiros.

“Él no tiene ningún vínculo jurídico con la congregación (Misioneros Redentoristas del Paraguay) ni con la iglesia (San Gerardo), según entiendo. Es un grupo que él creó, él llevó adelante y me apena muchísimo enterarme de que hay estas denuncias”, señaló el padre.

Una de las personas que inició la denuncia contra González, pero que no es víctima, Melisa Villalba, comentó que solo busca justicia y que no hay ningún beneficio económico detrás de las acciones. Varias personas recurrieron a ella tras tomar estado público el caso.

Nota relacionada: Congregación del Santísimo Redentor deslinda vínculo con supuesto abusador sexual

“Al tener conocimiento de este tema lo primero que hicimos fue asesorarnos. No tengo nada que ver con este caso, pero me dolió mucho saber que estas niñas están siendo sometidas y les digo que no tengan miedo, solo queremos ayudar a las víctimas”, mencionó la mujer.

El supuesto abusador lideraba el grupo juvenil Misioneros de San Gerardo de la iglesia Virgen de las Mercedes de Lambaré. Se presume que el catequista desde hace 10 años venía abusando de niñas y adolescentes, entre 14 y 15 años, en los retiros espirituales que llevaba adelante.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar