La Congregación del Santísimo Redentor - Provincia del Paraguay emitió un comunicado a consecuencia de la denuncia y acusación por el supuesto hecho de abuso y coacción sexual por parte de un líder religioso.

Según algunas declaraciones, el supuesto autor sería Víctor González Sánchez, de 35 años, que estaba al frente de un grupo juvenil denominado Misioneros de San Gerardo que funcionaba en la ciudad de Lambaré. La denunciante es una adolescente que formaba parte de la agrupación juvenil. Y se presume que habría unas 20 víctimas más.

En ese marco, la institución encargada de dicho ministerio en nuestro país señaló que González Sánchez no guardaba relación alguna y de ningún tipo con la autoridad eclesiástica.

Lea también: Unas 700 muestras de COVID-19 fueron tomadas hoy en Alto Paraná

“Como Superior Provincial de los Misioneros Redentoristas del Paraguay informo sobre lo acontecido al grupo juvenil autodenominado Misioneros de San Gerardo, creado por Víctor González Sánchez, teniendo como sede del grupo su propia residencia en Lambaré. Es mi deber esclarecer que dicho grupo no tiene ningún vínculo jurídico ni eclesiástico de pertenencia a nuestra congregación redentorista, ni dependencia de alguna estructura congregacional”, señala el comunicado.

Detalla que es un laico que ha tenido iniciativa por cuenta propia e independiente de toda estructura eclesial. “Aclaro también que en fecha 6 de junio del 2020, por medio del señor Lucas González, por vía telefónica tuve conocimiento de los supuestos hechos delictivos de abuso sexual contra miembros del mencionado grupo. Le indiqué enseguida que debe comunicar ese hecho de abuso sexual de menores a la fiscalía”, dice el comunicado.

Agrega que como iglesia y como congregación redentorista, repudian y condenan todo crimen de abuso de menores y de personas vulnerables. “Nuestra responsabilidad seguirá siendo la educación preventiva y la protección de menores, conforme a las leyes nacionales y del derecho canónico”, sostiene.

Dice además, que siguen atentos para que los grupos juveniles sean reconocidos y sujetos a la autoridad y estructura eclesiástica para favorecer en ellos la prevención y protección de menores. “Nos da mucha vergüenza que las víctimas hayan sido abusadas. Quedamos a disposición del Ministerio Público para cualquier aclaración que fuera necesaria. Rezamos por las víctimas y que se haga justicia”, señala el pronunciamiento firmado por el P. Osvaldo Duarte Ramírez, C.Ss.R. Superior Provincial.

Te puede interesar: Detienen a líder religioso por abuso

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar