La mayoría de los incendios forestales son causados por la imprudencia humana y muchas veces también ocurren por desconocimiento de cómo manejar posibles situaciones; teniendo en cuenta la época de sequía, desde el Instituto Forestal Nacional (Infona) transmiten a la ciudadanía algunas recomendaciones para prevenirlos.

En primer lugar, se debe prever la construcción de cortafuegos entre parcelas si se trata de cultivos extensos, y por más de parecer lógico, no está demás recordar no realizar quemas en campos, pastizales ni montes.

Lea también: Del Polo Sur al Polo Norte, desafían a la distancia

Para las zonas urbanas y periurbanas, no es recomendable realizar quemas de aserrín ni basuras, por lo que también hay que evitar tirar fósforos o cigarrillos encendidos al costado de rutas, campos, pastizales ni en los bosques o cerca de materiales inflamables.

Así también, se debe evitar fumar en campos, bosques y pastizales, y no arrojar o dejar vidrios en tales lugares, lo que también incluye no realizar fogatas en sitios cercanos a los lugares que contengan materiales inflamables.

En caso de que sea preciso encender una fogata, se debe verificar antes que la velocidad del viento no sea muy alta, a más tener a mano elementos para apagar el fuego como los matafuegos, agua o tierra, pero lo ideal es elegir un lugar alejado de árboles, pastos y hojas secas, y una vez utilizada, apagarla completamente.

Limpieza

Es importante también mantener el terreno limpio y despejado de arbustos y otros materiales combustibles que puedan arder con facilidad en espacios como viviendas, galpones, establos, linderos y depósitos, para que de esa manera la acción de un cortafuego pueda ser más efectiva.

Los incendios forestales también suelen ser causados por la naturaleza, avanzando rápidamente sin ningún control, ocasionando daños no solo ecológicos y climáticos, sino económicos y sociales por las pérdidas que deja.

Puede interesarle: Salieron de alta 19 compatriotas tras dar negativo al COVID-19

Y si bien es cierto que en Paraguay está vigente la Ley 4.014 desde el 2010, de “Prevención y control de incendios”, que permite la quema controlada para los sistemas de producción agropecuarios, que es cuando muchas veces el desconocimiento de técnicas adecuadas de manejo del fuego deja como consecuencia pérdidas de materiales, bienes o, en el peor de los casos, la vida tanto de personas como animales.

Emergencia en Paraguay

Solo en setiembre del 2019, el Paraguay había declarado emergencia ambiental en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón por la expansión de los incendios forestales que afectaron a varios países amazónicos, especialmente al Brasil. En ese entonces, a raíz de las condiciones climáticas, sumaban más de un mes de incendios forestales de gran importancia.

Que luego con unas pocas lluvias parecía aplacar el fuego en distintos puntos del norte del país, pero tras retomar las mismas condiciones desfavorables con fuertes vientos y extremo calor, revivieron las llamas y arrasaron con más de 120 mil hectáreas, en especial en los territorios de Amambay, Concepción, Alto Paraguay, San Pedro, Presidente Hayes y Canindeyú, donde se registraron más de 100 focos en cada uno.

Teniendo en cuenta la citada ley, la quema de pastizales puede realizarse durante todos los meses del año, pero se incrementa más en el mes de julio y llega a sus picos máximos entre agosto y setiembre, por lo que desde la Dirección de Protección Forestal del Infona instan a tener en cuenta las recomendaciones proporcionadas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar