El Centro Experimental de Recursos Medicinales (CERM) recibió 100 plantines medicinales (hierbas, arbustos y árboles) de 10 especies diferentes, pertenecientes al Bosque Atlántico del Alto Paraná, que enriquecerán el proyecto de salvaguarda.

El proyecto denominado Cultura Verde Cultura de Pohã Ñana, es llevado adelante por la Secretaría Nacional de Cultura (SND) y la Red de Espacios Culturales del Paraguay.

“Para apoyar el proyecto ya hemos iniciado la plantación, y para ayudar a otros adheridos al proyecto estamos preparando una serie de tutoriales que facilitarán la ubicación y el cuidado de los plantines”, manifestó al respecto Urbano Palacios, antropólogo que dirige el Centro Medicinal.

Te puede interesar: Dengue: Salud pide no bajar la guardia con eliminación de criaderos

El Centro Experimental de Recursos Medicinales, ubicado en Itacurubí de la Cordillera, ofrece vía delivery especies más la bolsa con abono verde y el ordenamiento en la casa de las plantas medicinales como jaguarete ka’a, penicilina, menta, toronjil, cedrón kapi’i, romero, ruda, boldo, aloe vera y ky’yi.

La propuesta es que cada hogar pueda contar con un pequeño espacio de un metro cuadrado, en el fondo, frente o costado de la casa, destinado a cultivar, cuidar y mantener al menos 10 plantas medicinales fundamentales para la salud personal, familiar, grupal y social. Se adapta muy bien también en departamentos, ya sea con planteras o pallet y colgantes.

“Recuperar la sana tradición aprendida de los pueblos indígenas guaraní de la Región Oriental del Paraguay, como los mbya guaraní, pai tavytera y ava guaraní y adaptarlos a la situación de emergencia sanitaria es el objetivo de este proyecto ecológico que compromete a las personas a cuidar, regar y así recuperar la tradición y tener cerca para casos de necesidad”, agregó el antropólogo.

El objetivo es que las casas tengan plantas medicinales como jaguarete ka’a, penicilina, menta, toronjil, cedrón kapi’i, romero, ruda, boldo, aloe vera y ky’yi. Foto: Gentileza.

Podés leer: Fase 3 se inicia el lunes con la apertura de locales gastronómicos

Turismo de senderismo, esperando reabrir sus paseos

El CERM es un centro educativo-demostrativo-experimental de plantas medicinales, ubicado en Itacurubí de la Cordillera, sobre la ruta Santa Elena y espera que una vez superado el COVID-19 en Paraguay, pueda reabrir sus paseos de senderismo, que se realizan en el bosque que bordea el río Yhaguy, los campamentos culturales y visitas a los campos de cultivo de plantas medicinales.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar