El agente policial Arsenio David Cabral, quien recibió una herida en el tórax en momentos de una persecución de robacoches, se encuentra vendiendo asadito para poder sobrevivir y obtener recursos para su operación, afirmó su defensor, el abogado Valentín Domínguez. “No cuenta con nada de insumos, está vendiendo asadito para poder sobrellevar su vida y tiene que operarse mañana en el Hospital de Trauma", indicó a radio 1020 AM.

El uniformado se encuentra en estado de parálisis diafragmática tras la herida recibida durante un enfrentamiento con delincuentes en la zona del barrio Trinidad de Asunción, a mediados de enero pasado. Otro quien también recibió impactos de bala en la oportunidad fue el suboficial Jorge Olmedo, quien tuvo mejor suerte.

Te puede interesar: Recorte de gastos: Aprueban en general y aplazan su estudio en particular

Según el abogado, Cabral se encuentra totalmente olvidado por la institución policial y ni siquiera le prestan atención en el Policlínico Rigoberto Caballero. “Se siente abandonado por la institución policial, porque no tiene ningún respaldo de ningún jefe de la institución que le pueda ayudar a sobrellevar esta situación tan grave que sufrió en el momento de servir a la patria”, manifestó.

Como consecuencia de la falta de atención, se está preparando una denuncia administrativa en contra de la Policía Nacional porque por ley debería ser beneficiado con una bonificación mensual del 25% de su salario, más el seguro de vida, aseguró.

Lea también: Restaurantes recibirán mañana el protocolo de reapertura

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar