La empresa Aeropartes SA salió al paso de una denuncia publicada por el diario La Nación sobre supuestas irregularidades en una adjudicación pública de un contrato de G. 2.800 millones para la reparación de helicópteros de las Fuerzas Armadas.

El abogado Julio Godoy, representante legal de la citada firma, manifestó en comunicación con nuestra redacción que es falso que la empresa Aeropartes SA haya sido creada solo para los efectos de presentarse a la licitación en cuestión.

“La empresa fue creada por escritura pública de fecha 24 de enero del 2001 ante el escribano público Édgar Caballero Recalde. Por lo tanto, la empresa tiene una trayectoria de 19 años de trabajo y con amplia experiencia en el rubro”, indicó.

Nota relacionada: Que la sangre no llegue al río

El abogado refirió que en la publicación periodística aluden a la empresa como “maletín” y que supuestamente no tiene domicilio conocido. “Lo cual también es falso porque en todas las presentaciones realizadas por la firma (...) se ha denunciado correctamente su domicilio como el hangar denominado como Paraguay Air Service, donde tienen sus oficinas, y que, en caso necesario, también lo utiliza como taller”, agregó.

Godoy, en otro punto cuestionado de la publicación, manifestó que es igualmente falso que la firma que representa haya causado un “enorme perjuicio” al Estado por haberse adjudicado la oferta más cara. “Si bien es cierto que entre la oferta de Helitáctica (otra firma oferente) y la de Aeropartes SA hay una diferencia de G. 49 millones, no es menos cierto que la diferencia era abismal y que el perjuicio económico para el país sería inmenso”, añade.

Por otra parte, el abogado menciona que Aeropartes sí tiene personal armamentista calificado para dotar a los helicópteros de la artillería demandada por la parte convocante, y no así la firma Helitáctica, que según indicó “no reúne los conocimientos para artillar una aeronave”.

En ese sentido, adjunta el currículum de Clovoaldo Francisco de Souza, persona certificada como idónea por el fabricante de la aeronave (Helibras), por parte de la firma Aeropartes, e incluye además el resumen de vida del Sr. Cadete Cunha (presentado por la firma Helitáctica), “quien no tiene más adiestramiento que un solado raso”, según declaró.

Asimismo, el abogado acota que otro motivo de descalificación de la empresa Helitáctica es que al momento de presentar su oferta la realizó fuera de los parámetros establecidos en la Ley 2.051 y sus modificatorias que rigen la Dirección de Contrataciones Públicas, en la que se establece que los oferentes no pueden hacer una oferta menor al 30% hacia abajo y 20% hacia arriba del precio referencial.

“La firma Helitáctica pretende confundir a la opinión pública y a gente inexperta en ese tipo de situaciones diciendo que ellos fueron descalificados. (...) No es cierto que estén acreditados por la Dinac porque en el mismo informe presentado por la entidad dicen que ellos no tienen la facultad para autorizar a ninguna firma para el trabajo de mantenimiento de aeronaves oficiales”, explicó el abogado.

Te puede interesar: Caso Juliette: “Me ratifico en que tanto la madre como su pareja saben qué pasó”, afirmó Tuma

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar