Un adulto mayor de 77 años de edad falleció la siesta de este domingo en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero, por complicaciones de salud que acarreaba hace tiempo. Sus familiares aclaran que el deceso no se produjo a raíz del COVID-19. A pesar de que buscaban realizar un velorio, los parientes se ajustaron a los protocolos sanitarios para que el cuerpo sea enterrado de forma directa.

El hecho se produjo pasadas las 13:00 de este domingo 12 de abril, en la Unidad de Salud Mental del Hospital Regional de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay.

Mirá esto: “Uno de los fallecidos por coronavirus era de Pedro Juan Caballero”

Dicha unidad mental sanitaria fue readaptada para atender a pacientes con síntomas de cuadros respiratorios. Uno de los pacientes, una persona de 77 años, falleció tras una serie de complicaciones en su salud, las cuales venía arrastrando desde hace unos años.

Los familiares hablaron con la radio local Oasis y aclararon que el anciano no falleció a raíz del COVID-19, como rápidamente interpreta la población a causa de las especulaciones.

Indicaron que el paciente fue ingresado la madrugada del viernes al nosocomio y que, tras sufrir complicaciones, se produjo su deceso este domingo.

Los mismos aseguraron que tuvo una muerte natural y recordaron que ya eran 3 años que se encontraba en cama por problemas pulmonares en su vivienda, donde era tratado como un “bebé” por sus parientes.

Los familiares reconocieron que solicitaron a los médicos la posibilidad de poder velar al fallecido. No obstante, afirmaron que se adhieren al protocolo establecido por el Ministerio de Salud, el cual indica que el cuerpo debe ser aislado y enterrado en el menor plazo posible.

Lee También: “PJC: Autoridades de salud esperan brote de COVID-19”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar