Pedro Juan Caballero

Emerson Dutra, corresponsal.

La noticia que los análisis hechos a dos reclusos dieron negativo al coronavirus trajo alivio tanto a la población carcelaria como también a los funcionarios de la mayor penitenciaría de Pedro Juan Caballero, Amambay.

De acuerdo con los datos, días atrás dos reclusos presentaron síntomas de fiebre alta, dolor de garganta y falta de aire, situación que obligó a la dirección de la institución a aislarlos de los demás internos.

La posibilidad que se trate de Covid-19 causó desespero a la población carcelaria, y un verdadero dolor de “cabeza” a las autoridades del lugar.

Las muestras de sangre fueron tomadas y enviadas a la capital del país, cuyos resultados fueron negativos al coronavirus.

“Uno tenía dengue y el otro tuberculosis”, dijo aliviado un funcionario del penal.

DESINFECCIÓN

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios (amarillos) cuenta con un nuevo móvil para realizar trabajos en la terraza del país. Se trata de una camioneta Chevrolet, modelo S-10, donada por la entidad binacional Itaipú.

Además del rodado, los bomberos también recibieron 200 litros de combustible y 100 tapabocas, según se informó.

Por otro lado, los bomberos realizaron la desinfección de varios lugares considerados puntos de alta peligrosidad para la propagación del coronavirus. El Hospital Regional y sus alrededores fue uno de los lugares donde se realizó la expansión de lavandina, producto químico que elimina el virus del Covid-19.