La confirmación del ingreso del nuevo coronavirus (COVID-19) al Paraguay generó una alarma generalizada en la población el pasado sábado 7 de marzo, lo que se agravó con la medida del Gobierno, que decretó este lunes 10 el cese de las actividades que signifiquen la aglomeración de personas.

Desde su cuenta de twitter, el doctor Miguel Ángel “Mime” Velázquez recordó que el virus del COVID-19 “vino para quedarse” y aseguró que la medida aplicada por el Gobierno solo ayudará a mitigar el colapso del sistema de salud, causando de este modo un menor impacto.

Sostiene que ningún antiviral demostró ser efectivo para tratar el virus, por lo que su manejo es sintomático: se trata la fiebre, la congestión y se recomienda mucha hidratación.

Aclara además que los guantes de latex no protegen, y a su vez, “pueden ser hasta riesgosos por conservar en su superficie el virus”, ya que no “impiden que te toques la cara”, por lo que nada reemplaza a un buen lavado de manos.

En relación al uso del alcohol, sostiene que éste no necesita ser en gel, y que la concentración es al 70%. “Debe cambiarse cada 30 días porque se evapora la concentración viricida de alcohol (70%)”, asegura, al tiempo de explicar que este producto tampoco reemplaza al lavado de manos.

Lavarse las manos por 40 segundos cada tanto es una de las mejores maneras de prevenir la enfermedad.

Asimismo, el profesional insta a la población a acudir a los servicios de urgencias solo en los casos que ameriten, ya que éste no es un consultorio donde pude tratarse una febírucula, que es menos grave que una convulsión o dolor de pecho. Estos últimos casos siempre serán priorizados en los servicios de urgencia.

Leé sobre esto: https://www.lanacion.com.py/pais/2020/03/11/coronavirus-tres-personas-hospitalizadas-y-dos-en-terapia-intensiva/

Entre tanto, desde la Sociedad de Infectología del Paraguay explican que el COVID-19 no debe ser comparado jamás con la una gripe, ya que este nuevo virus “nunca antes infectó al ser humano, por ende todo la humanidad se encuentra susceptible de padecer la enfermedad”.

Sostienen además que una persona infectada puede contagiar a tres, mientras que una gripe lo hace solo a una persona. Asimismo, contra el COVID-19 no existen vacunas ni antivirales, además, es mucho más contagioso, pues la transmisión puede iniciar dos días antes de presentar los síntomas y seguir infectando incluso 20 días después del inicio de los primeros signos.

Agregan que la mortalidad del COVID-19 es 10 veces mayor que la gripe y tiene capacidad de propagarse con una “rapidez inimaginable”. En ese sentido, coincide con el doctor Velázquez que esto podría sobrecargar los sistemas de salud y cobrar vidas.

Es por ello que se recomienda el distanciamiento social, ya que ésta es la única manera de disminuir los casos y evitar una masiva propagación y el colapso del sistema de salud.

RECOMENDACIONES

Los organismos de salud insta a la población a tomar medidas que lleven a mitigar la propagación del virus, más aún porque no existe evidencia científica que una vez adquirida la enfermedad, la persona que la padeció desarrolle inmunidad al virus. Es más, en China, donde se dieron los primeros casos, mucha gente enfermó incluso hasta tres veces mientras que el virus estuvo en circulación.

Una de las principales sugerencias es aislamiento social que implica salir solo lo necesario y evitar las aglomeraciones, pero también se recomienda evitar los saludos que signifiquen el contacto físico, así como también se insta a no compartir el vaso, la bombilla y otros utensilios.

Asimismo se recomienda a las personas que presenten síntomas de enfermedades respiratorias a que se queden en sus casas y se comuniquen con un médico de cabecera, llamen al 911 para ser orientados, de modo que acudan a los centros asistenciales solo en caso gravedad. Además se recommienda el uso de tapabocas y que a la hora de estornudar o toser lo hagan en pañuelos descartables, o en todo caso, tapando la boca con el antebrazo.

El lavado constante de las manos con agua y jabón por al menos 40 segundos, así como la desinfección de los espacios laborales y del hogar son algunas de las medidas prevención que emiten las autoridades sanitarias, no solo a nivel nacional, sino mundial.

Te puede interesar: https://www.lanacion.com.py/mundo/2020/03/12/mas-de-130000-contagiados-por-coronavirus-en-el-mundo/

POBLACIÓN DE RIESGO

De acuerdo a la guía lanzada por la OMS/OPS y la Unicef, la población de mayor riesgo son los adultos mayores de 60 años; las personas con enfermedades preexistentes, así como los niños menores de dos años. No obstante, existen evidencias de casos en China donde personas jóvenes, incluso menores de 40 años han fallecido a causa de la infección, sin haber tenido una enfermedad base.

Mirá también: https://www.lanacion.com.py/pais/2020/03/12/sistema-911-recibio-mas-de-1000-llamadas-sobre-coronavirus/

2ª PANDEMIA DEL SIGLO XXI

La declaración de pandemia es un llamado a los gobiernos a redoblar sus esfuerzos a fin de mitigar la expansión del virus. “Todos tenemos que poner de nuestra parte”, sostiene Antonio Guterres, de las Naciones Unidas.

Por su parte, el doctor Carlos Morínigo, médico del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Ambientales (INERAN), explicó que la declaración de pandemia también implica el apoyo de los organismos internacionales no solo para seguir y conocer los protocolos, sino además para recibir ayuda técnica necesaria.

Indicó que actualmente existe un plan de contingencia nacional, y en base a eso trabaja en el INERAN, que en principio prepara 15 camas que podrán ser de terapia.

Ayer miércoles 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia ante la expansión del nuevo coronavirus que llegó a casi todos los continentes, excepto a la Antártida. Según el organismo, hasta ayer se habían reportado 118.000 infectados en 114 países y se registraron 4.291 muertes de personas.

La primera declaración de pandemia de este siglo fue en el 2009, cuando la OMS alertó sobre la circulación mundial del virus de la influenza H1N1. Las medidas de prevención son similares a las recomendadas para el COVID-19.

El virus H1N1 sigue circulando por todo el mundo y se presenta, generalmente, como una gripe estacional. Aunque su efecto fue más leve de lo esperado, a esta circulación activa se suma el COVID-19, por lo que toda medida de prevención debe convertirse en un estilo de vida que ayude a mitigar el contagio.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar