Funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y del Banco Central del Paraguay (BCP) participaron de una capacitación para la gestión de una plataforma que ayudará al Gobierno a fortalecer sus herramientas de análisis de políticas macrofiscales.

El taller que se dictó fue para dar a conocer sobre el uso de una herramienta llamada Sostenibilidad fiscal para los países de América Latina y el Caribe (Fislac, por sus siglas en inglés), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El taller comenzó el pasado lunes 27 de noviembre y se extendió hasta el viernes 1 de diciembre.

Leé también: UGP respalda declaraciones de Peña en la COP28 sobre seguridad alimentaria y energética

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El objetivo principal de las jornadas de capacitación, que se llevaron a cabo en la sede del Viceministerio de Economía y Planificación, fue generar capacidades de análisis en temas macrofiscales, uso de modelos de equilibrio general y construcción de escenarios fiscales, incluyendo la consideración de distintos tipos de perspectivas macroeconómicas y shocks, análisis de las implicancias de los desastres naturales e informalidad sobre la política fiscal.

Fislac es una plataforma ágil y accesible que provee una visión sobre los desafíos macrofiscales de los países en la región de América Latina y el Caribe. “Se trata de un sistema desarrollado por el BID para ayudar a los gobiernos de la región a fortalecer las políticas macrofiscales y mejorar la toma de decisiones”, explicaron desde el Ministerio de Economía.

Te puede interesar: Buque portacontenedores para hidrovía potenciará el comercio internacional

Esto se da en el marco de que una de las mayores preocupaciones del BID es el nivel de deuda en América Latina y el Caribe que aumentaron de manera constante durante la última década y se dispararon en 2020 con la pandemia de covid alcanzando el 72 % del producto interno bruto (PIB).

Desde el 2020, los ratios de deuda han disminuido a medida que las economías se recuperaron y se redujeron los déficits fiscales. Aún así, con tasas de crecimiento en caída, tasas de interés más altas y condiciones financieras más estrictas, el futuro parece, cuanto menos, desafiante.

Dejanos tu comentario