El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) alertó a productores nacionales sobre la aparición del virus rugoso del tomate en la Argentina. Señalan que dicho evento supone un riesgo para la producción nacional, por lo que recomienda monitoreos constantes a las parcelas.

La Dirección de Protección Vegetal informó que la institución cuenta con un programa de vigilancia fitosanitaria en cultivos de productos sensibles, mediante el cual se realizan monitoreos permanentes en todo el país, con resultados negativos a la presencia de la enfermedad hasta el momento.

No obstante, el Senave emitió la alerta ante la confirmación del hallazgo del virus rugoso del tomate en la Argentina. En tanto, la institución aclaró que, si bien el virus daña cultivos de tomate y pimiento, no afecta la salud humana ni animal, pero sí representa un riesgo para la calidad de la producción nacional.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Mencionaron que el virus se propaga rápidamente y se caracteriza por manchas y puntos amarillos en los frutos, manchas marrones y estrechamiento de hojas y un enanismo generalizado en las plantas de tomate. Estos síntomas pueden afectar la calidad y la cantidad de la cosecha, generando pérdidas económicas significativas para los agricultores.

Te puede interesar: MUVH tendrá oficina para atención y hoy lanza web de Che Róga Porã

Si bien la aparición del virus no representa un problema para la salud animal y humano, afecta la calidad de la producción. Foto: Archivo

La plaga se transmite a través de semillas, plantines, herramientas y equipos de trabajo utilizados para labores del cultivo, como poda, desbrote, trasplante y cosecha, así como por algunos insectos como los trips, por lo que piden tener cautela y tomar medidas al momento de realizar cualquier tipo de acción sobre las parcelas.

El Senave recordó a los productores la importancia de la utilización de semillas autorizadas, que garantizan la sanidad de las plantas desde la siembra, así como de la estricta limpieza de los cultivos y la desinfección regular de las herramientas, equipos y superficies de trabajo para evitar la transmisión del virus.

Leé más: Pese a recuperación económica, morosidad bancaria creció en el tercer trimestre

La principal recomendación es el monitoreo constante de las plantas, atendiendo que ello permitirá la detección temprana de la infección. Si se sospecha de la presencia del virus, se debe notificar de inmediato al servicio vegetal del país para recibir orientación y eventualmente tomar las decisiones para su control.

El Servicio Fitosanitario recuerda que ante la aparición de plagas, síntomas o signos de plagas es obligatoria su denuncia (Ley 123/91, cap. 4, art. 7°, 8°), la cual puede realizarse en la oficina regional más cercana o comunicándose al correo electrónico, reporteplagas@senave.gov.py o a los teléfonos (021) 445-769, 441-549 del Departamento de Vigilancia Fitosanitaria.

Leé también: Senatur apuesta a la inteligencia artificial para atraer turistas

Dejanos tu comentario