El ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Carlos Giménez, anunció que solicitó la intervención de la Secretaría de Defensa al Consumidor (Sedeco) ante el importante aumento de precios del tomate. Señaló que existe un desfasaje entre los precios de este producto en finca y los que se observan en las góndolas.

En comunicación con la 650, el titular de la cartera de agricultura sostuvo que existe un desfasaje entre el precio del tomate en finca y el consumidor final. Consideró que dicho escenario se está creando de forma artificial, teniendo en cuenta que los pequeños productores están vendiendo el producto a G. 8.000 el kilogramo, mientras que en góndolas se puede observar a G. 18.000 por kilogramo.

“Dos días atrás el ministerio estaba organizando una feria en la costanera, se vendía a G. 8.000 el kilo, se está vendiendo en el doble de ese precio. Justamente, preocupado por eso, ya estuve hablando con el ministro del Sedeco para que pueda intervenir porque es una fluctuación totalmente artificial”, señaló Giménez.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Explicó que se debe cuidar a los pequeños productores debido a la importancia del sector y las ventas que puedan registrar. Recordó que al inicio de su administración, se enfrentaron a varias protestas sociales de parte del sector ante los bajos precios y la falta del mercado ante el avance importante del contrabando en el periodo anterior.

Te puede interesar: Industria cárnica: reapertura del mercado estadounidense “es un sello de calidad para Paraguay”

El ministro del MAG, Carlos Giménez, señaló que fluctuaciones son artificiales y responderían a intención de habilitar importación. Foto: Archivo

Pese a que el precio se elevó en finca, explicó que tampoco representan precios muy relevantes para el sector si no más bien, los productores están registrando mejoras ante el espacio que adquirieron en el mercado después la baja del ingreso ilegal de los productos ante un eficaz control en frontera por parte de las autoridades.

Ratificó que el compromiso del MAG es justamente poder acompañar y proteger la producción nacional, por lo que deben ver la forma de solucionar el desfasaje en los precios de manera a no perjudicar a los pequeños productores. “Por fin están vendiendo bien sus productos gracias al control efectivo”, recalcó Giménez.

A su criterio, dicho aumento respondería a la intención de generar algún tipo de “apriete” al Gobierno de manera a habilitar de nuevo la importación de este producto. Explicó que no se puede ceder ante este hecho debido a que las compras pueden realizarse de los productores nacionales con toda la información del MAG.

Leé más: Carne paraguaya a EE. UU.: envíos generarán ingresos anuales de unos USD 60 millones

Dejanos tu comentario